“Apartheid revolucionario”: la verdad detrás del Carnet de la Patria

El Carnet de la Patria fue creado por el régimen de Nicolás Maduro en 2017. El mandatario explicó que su objetivo era evaluar las condiciones y necesidades de los ciudadanos en un registro. Sin embargo, con el paso de los meses se evidenció su verdadera utilidad para el Estado.

Transparencia Internacional y su delegación en Venezuela denunciaron que la tarjeta electrónica es utilizada por el Ejecutivo como un instrumento de control social, que se manifiesta en un “apartheid revolucionario”.

La organización explica que, en sus inicios, el carnet se iba a usar como requisito para obtener las bolsas de comida a precio regulado que distribuye el Estado. Luego, se empezó a exigir para vacunas, viviendas, bonos y trámites en universidades.

En diciembre del año pasado, ya Maduro aclaró el rango de uso del instrumento, al indicar que “de ahora en adelante todo se hará a partir del carnet”.

Transparencia denuncia que la tarjeta viola el artículo 21 de la Constitución, en el que se establece que todas las personas son iguales ante la ley sin discriminación.

“Se erige la imposición de presentar esa tarjeta para acceder a bienes y servicios que el Estado está obligado a ofrecer sin distinción”, agrega la ONG.

Ramos Allup: Si no quieren entregar el poder ¿para qué elecciones?

El carnet también es empleado por el gobierno como un instrumento partidista, al ser exigido por militantes oficialistas durante las últimas elecciones.

“El llamado Carnet de la Patria se perfila entonces como el sustento de un movimiento político, que ha encontrado en el dominio del sistema electoral la mejor manera de dar supuesta legitimidad a su permanencia en el poder”, considera Transparencia.

www.venezuelaaldia.com