Vecinos de San Antonio: “La falta de agua y de recolección de basura nos está matando”

EL TIGRE. “La falta de agua y de recolección de basura nos está matando” fue la frase que utilizó Yesenia  Villarroel, una vecina del sector San Antonio de El Tigre, al referirse a la situación que padece en su comunidad que trajo como consecuencia una manifestación de calle que fue dispersada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Contó que a partir de las seis de la tarde del pasado lunes, habitantes de dicha zona comenzaron a reunirse para cerrar uno de los sentidos de la avenida Jesús Subero para posteriormente en cadena humana cerrar por completo dicha vía. Aseguró que las agresiones por parte de los castrenses no se hicieron esperar puesto que los uniformados alegaban que no podían obstaculizar el tránsito vehicular, sin embargo, los manifestantes insistían en mantener su derecho a la protesta.

Villarroel indicó que durante más de tres horas que mantuvieron su acción de calle, ninguna autoridad competente se apersonó, por parte de la alcaldía de El Tigre, “lo único que hacen es decirnos que tenemos que esperar”, expresó. Si bien es cierto que semanalmente la municipalidad envía un camión cisterna para abastecerlos de agua, esto no es suficiente y deben pagar en efectivo 140mil bolívares para llenar los tanques que muchas familias no tienen además de la falta del billete que es el padre nuestro de cada día, no sólo de tigrenses, sino del país en general.

Se pudo conocer que, al menos tres jóvenes habitantes de San Antonio, que manifestaban su descontento por la falta de agua fueron retenidos por funcionarios de la GNB, sin embargo, esta información no pudo ser confirmada.

Villarroel aprovechó la oportunidad para denunciar además que desde hace un mes el camión de la comuna de esta zona, no realiza la recolección de basura como es necesario, es por esto que en las diversas esquinas de la comunidad se observa los cúmulos de desechos sólidos.

Los manifestantes expresaron además que obtener agua frente al centro comercial donde se encuentra oficinas de la estatal petrolera, ya no es la mejor opción, debido a que cierran el flujo del agua y no les permite abastecerse de un pequeño tubo del que obtienen el vital líquido.

Vale señalar que son aproximadamente mil familias las que se ven afectadas ante esta situación, sobre todo en cuanto a la falta de agua se refiere, ya que desde hace más de 24 días no reciben el servicio directo en sus hogares.