De tiros en la cabeza y pecho matan a joven

PUERTO ORDAZ. El sonido de las motos a toda velocidad alertaron a Rafael José Hernández, pero cuando quiso correr ya era demasiado tarde, pues estaba completamente rodeado.
La calle Fe y Esperanza, en la invasión Sueño de Bolívar, ubicada en el Core 8 de Puerto Ordaz, estado Bolívar, estaba prácticamente sola cuando lo atacaron. Sin embargo, hay quienes dicen que vieron por sus ventanas lo que ocurría entre las sombras de la noche.
Supuestamente los que sorprendieron al muchacho de 24 años, eran cuatro hombres y andaban en dos motocicletas, dos de ellos portando armas de fuego.
No cruzaron palabras, cuando lo rodearon comenzaron a dispararle. Lo sentenciaron con varios balazos entre el pecho y la cabeza;  antes de que los vecinos pudieran identificarlos, se perdieron de la zona.
Hernández ya estaba muerto cuando la gente se acercó a él, quienes lo reconocieron fueron hasta su casa para avisar a sus familiares. De inmediato los dolientes llegaron al sitio y cubrieron el cadáver.
Una comisión de la Policía del estado Bolívar, adscrita al comando Altos de Caroní, se hizo presente en el lugar. Al confirmar el hecho, los estadales acordonaron la escena y notificaron a los expertos de la policía científica.
No obstante, sobre el crimen hay otra versión. Algunos comentaban que a Hernández lo interceptaron para despojarlo de sus pertenencias. Dicen que caminaba hacia su residencia cuando los motorizados lo sorprendieron.
Aprovecharon que el lugar estaba oscuro para someterlo y robarlo; creen que la víctima se resistió y por eso le dispararon. Hasta ahora se desconoce si los ladrones lograron quitarle las cosas de valor.
Los sabuesos de la División de Investigaciones Contra Homicidios de la policía científica tomaron el caso y analizan todas las hipótesis.
Fuente Primicia