Cientos de anaquenses se han ido del país en las últimas semanas

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

Anaco.- No paraba de llorar Carmen Rios desde que se presentó el pasado domingo, en horas de la noche, para despedir a Ricardo José Guzmán Rios, el cuarto hijo que ve abandonar Anaco, con destino a Perú, donde le esperan Ana, Fanny y Eduardo, los tres hermanos que le enviaron el dinero para pagar el pasaje.

La afligida madre de 48 años de edad dice estar consciente de que la emigración de sus cuatro retoños será por el bien de estos por lo que “está resignada” pero no por ello deja de dolerle.

“Es muy doloroso ver a mis hijos irse del país, pero tal y como está la economía ¿Qué más pueden hacer? Es por su bien” señaló.

Las dolorosas despedidas son las historias de moda en el terminal de pasajero de la ciudad de Anaco. A diario salen decenas de lugareños hacia la frontera con Colombia. Además del hermano país, los connacionales tienen como destinos Ecuador, Argentina, Chile pero de manera preferente a Perú.

Antes de subir al autobús que le llevaría hasta la ciudad de Valencia, desde donde partiría hacia la frontera, Ricardo José, también compungido por alejarse de su “viejita” indicó que se va del país para poder labrarse un porvenir porque “Venezuela es un país sin esperanza”.

“Voy a cumplir 20 años y no veo esperanza de haya un cambio positivo en el país, así que el Gobierno no nos deja otra alternativa que irnos” dijo el joven a quien sus hermanos, ya instalados desde hace un año en Perú le tiene asegurado un puesto de trabajo.