Población de Anaco está desesperada por el alto costo de la vida y los precios no paran de subir

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

Anaco.- Han pasado ya dos semanas desde que el Presidente Nicolás Maduro decreto el aumento salarial que le echó gasolina a la llama de la inflación, y desde entonces los precios de todo no paran de subir a diario, sin que exista una explicación razonable.

El kilo de carne sobrepasó los 3 millones de bolívares por kilogramo. El queso no está muy lejos y se cotiza en torno a los 2 millones 800 mil Bs. El cartón de huevos se llega a conseguir en un millón 600 mil.

“Los comerciantes alegan que todo se debe a que ahora el dólar se vende a un mercado paralelo del paralelo. Es una barbaridad lo que dicen que están pagando” comentó Rafal Maestre, quien asegura que tiene una semana comiendo sardinas.

Además de compartir las palabras de Maestre, Carmelo Piña agregó que el pueblo está siendo duramente castigado por la usura con que están actuando los comerciantes que incrementan en más del 200 % los precios de los productos cuando se pagan por los Puntos de Venta.

“La falta de dinero en efectivo se ha constituido en un gravísimo problema. Quienes lo tienen compran más económico, pero para poder ponerte en unos billetes hay que pagar hasta al 300 %, o sea, quedamos en las mismas, es que por donde nos metamos estamos jodidos” dijo Piña.