Félix Hernández no consigue la solución a sus problemas

El as venezolano Félix Hernández, el pitcher con más innings lanzados y más ponches propinados entre todos los que han sido parte de la embajada nacional en las Grandes Ligas, continúa sin poder encontrar la solución a sus problemas y únicamente en dos de sus 11 presentaciones en esta temporada ha conseguido lanzar 6.0 innings de dos o menos carreras permitidas, una combinación que en el pasado era costumbre para el derecho de Flor Amarillo.

Hernández amaneció ayer con 5.58 de efectividad, luego del nuevo tropiezo que sufriera el jueves ante los Atléticos de Oakland, que le atacaron con cuatro carreras en el primer acto y terminaron propinándole su cuarta derrota en la campaña, lo que dejó su marca en 5-4 y puso una queja amarga en sus labios.

El pitcher carabobeño ha sido una sombra respecto al lanzador que dominó las Mayores durante una década, conquistando un premio Cy Young y desplazando a Johan Santana y Freddy García como el número 1 de Venezuela en la historia de la MLB.

Hernández ha permitido 17 anotaciones merecidas y 18 en total a partir del 6 de mayo, y tiene 6.75 de promedio en ese lapso, que incluye cuatro aperturas.

Su infortunio ha sido particularmente más grande apenas se monta en la lomita, pues las ocho rayitas toleradas en sus pasadas dos salidas han llegado en el primer capítulo.

“Cada cinco días estoy aquí, hablando con ustedes, muchachos, y siempre es la misma historia”, dijo Hernández a los reporteros después del encuentro contra los californianos, de acuerdo con el sitio MLB.com. “Lo de hoy fue frustrante. Permito cuatro carreras y puedo seguir durante 6.0 innings. Retiré a 16 de los últimos 17 que enfrenté, utilizando las mismas herramientas que tuve en ese primer tramo. No sé qué es lo que me está pasando allí”.

“Ese primer inning es el problema”, sostuvo Hernández. “Después de que lo paso, los mismos pitcheos me sirven para que nadie me batee. Si tú me quitas todas las carreras qué me han hecho en el primer pasaje, posiblemente estaría allí junto con Justin Verlander en lo más alto del departamento de efectividad”.

La teoría del Rey no es compatible con lo que dicen las estadísticas. En realidad, el diestro nacido en Valencia solamente muestra efectividades apreciables en los innings tres y cuatro.

Es cierto que tiene 12.27 en el primer pasaje, pero en el segundo enseña 4.09, tiene 6.30 en el quinto, 7.71 en el sexto y 54.00 en el séptimo. No ha podido llegar al octavo hasta ahora.

Otros numeritos dan señales que explican lo que puede estar sucediendo con Hernández, que nunca ha tenido una relación tan baja entre bases por bolas y ponches, con 1.96 abanicados por cada boleto que concede, al tiempo de que sus promedios de jonrones recibidos, pasaportes entregados y hits encajados permanecen por arriba de la media de su trayectoria. Además, se mantiene por debajo de sus ratas históricas en cuanto al número de fusilados por cada 9.0 entradas de labor.

El manager Scott Servais se puso al lado de su serpentinero a la hora de hablar sobre el desempeño del venezolano, analizando su desempeño a partir de la tesis expuesta por él.

“Necesita superar ese obstáculo del primer inning”, afirmó Servais. “Le están haciendo daño muy temprano, pero hay que darle crédito a Félix, porque pudo sostenerse allí afuera después de eso”.

“Necesita comenzar con mayor energía, porque a veces los juegos se pierden en el primero”, concluyó el estratega.

Hernández nunca ha terminado una campaña con efectividad sobre cinco puntos y en su carrera muestra una muy convincente efectividad de 3.26.