Cae uno de los presuntos asesinos de estudiante

RONALD R. RODRÍGUEZ BARRIOS /ECS

ANACO. Transcurrían los minutos de las 3:00 de la tarde del viernes cuando se encendieron las redes sociales, comentando que supuestamente había caído ultimado uno de los presuntos involucrados en el asesinato de Víctor Bello, el estudiante de quinto año de bachillerato del liceo Alfredo Castillo Cardier, apuñalado el pasado jueves para robarle el teléfono celular en la ciudad de Anaco.
La versión extraoficial daba cuenta de un extenso operativo de inteligencia ejecutado por una comisión conjunta de varios cuerpos de seguridad ciudadana, que localizó a un hombre de 21 años de edad identificado como Jordi Gabriel Enrique Ramírez, con residencia en la comunidad de Las Vegas de la referida ciudad gasífera.
Al parecer, el sujeto habría respondido con fuego a la presencia de los agentes de seguridad cuando fue encontrado en la comunidad de Viento Fresco, gracias a las intensas labores de inteligencia desplegadas por los cuerpos policiales del municipio Anaco después del crimen del joven estudiante.
En resguardo de sus vidas y la integridad física de las personas de la comunidad, los policías respondieron la acción violenta de Enrique Ramírez, quedando éste abatido por herida de bala en el intercostal izquierdo.
En redes sociales se publicó lo que podría ser una ficha policial de Polianaco, donde se puede leer que el abatido estuvo recluido en los calabozos de ese cuerpo policial por un caso de robo.
El estudiante Víctor Bello fue interceptado el pasado jueves al mediodía, junto a un compañero de clases, por un par de sujetos que lo atacaron con un cuchillo. Sufrió una herida con perforación de pulmón que le ocasionó la muerte. Los asesinos lo despojaron de su teléfono celular.