Saturno podrá verse en el cielo, así como Júpiter y Venus

Una serie de eventos astronómicos acapararán el cielo este mes de junio. Lluvias de estrellas, oposiciones, conjunciones planetarias y hasta la noche más corta del año para el hemisferio norte son acontecimientos que verán luz en esta mitad de año. 
Para los aficionados a la astronomía la noche del 13 de este mes será toda una oportunidad para apreciar a simple vista las estrellas. 
La luna llena se ubicará del mismo lado que la Tierra y el Sol por lo que no habrá luz que interfiera en el cielo, y las estrellas, sus constelaciones y uno que otro planeta se verán fácilmente. 
Aunque no son de las más comentadas, y tampoco es que tengan mucha actividad, desde mayo y hasta principios de este mes se puede observar la lluvia de estrellas de las Ariétidas diurnas. Tal como su nombre lo indica provienen de la constelación de Aries y pueden verse justo antes del amanecer. Este mes tendrán actividad hasta el día siete, con una actividad de 50 meteoros por hora. 
El 14 de junio habrá una conjunción entre la Luna y Mercurio, un fenómeno en el que los dos cuerpos se localizarán en la misma longitud celeste al ser observados desde la Tierra. 
Durante dos días la Luna hará lo propio con Venus y el 23 con Júpiter, algo que podrá ser observado desde la Tierra; quienes deseen más detalles pueden hacer lo propio con un equipo especial, bien sea unos binoculares o telescopios. 
Oposición de Saturno Para finales de mes, el planeta de los anillos podrá ser visible desde la Tierra. Y es que Saturno estará el miércoles 27 en oposición al Sol en el firmamento de la Tierra. Este planeta podrá ser visto toda la noche y quienes utilicen un telescopio apreciarán sus anillos. Sin embargo, los centros astronómicos han indicado que también se producirá una conjunción con la Luna, lo que hará que el brillo de nuestro satélite complique un poco esa visibilidad, aunque también el brillo que despliegue depende mucho de la oposición de los anillos. 
Aproveche porque las oposiciones de Saturno ocurren cada 378 días y la próxima será el 9 de julio de 2019. Por otra parte, en la última semana del mes Júpiter y Venus podrán verse en el atardecer así como en julio y agosto. 
El día más largo 
Este 21 de junio a las 7:07 a.m. comienza el solsticio de invierno en el hemisferio sur y de verano en el norte. 
En este último se vivirá el día más largo del año y la noche más corta, mientras que en el hemisferio sur será todo lo contrario: el día más corto y la noche más larga. Este fenómeno es el resultado de la inclinación del eje norte-sur de la Tierra 23,4 grados hacia el Sol. 
Los especialistas explican que esta inclinación hace que cantidades diferentes de luz solar alcancen diferentes regiones del planeta durante la órbita de la Tierra en torno al Sol. Durante este solsticio el Polo Norte se encuentra más inclinado hacia el Sol que durante cualquier otro día del año.

www.eluniversal.com