En Ciudad Tablita las calles están en mal estado y no recogen la basura

Jesús Rincón

EL TIGRE. Vecinos de la calle 10 del sector Ciudad Tablita en El Tigre se quejaron de que el servicio de agua potable es pésimo, los camiones recolectores del aseo urbano no pasan por esa comunidad tigrense y se han suscitado constantes fallas en la electricidad.
Yusmeri Villarroel, vecina de la referida comunidad tigrense, señaló que el problema más grave por el que pasa el sector es la falta de agua potable, por lo que hizo un llamado tanto a los representantes de la empresa Hidrocaribe como la alcaldía del municipio Simón Rodríguez, a que se aboquen a resolver esa situación.
La mujer explicó que “lo que les llega por las tuberías es aire”, haciendo referencia a que el servicio es pésimo. Dijo que la situación se ha venido agravando desde hace unas semanas.
Agregó que los vecinos tienen que pasar noches en vela, incluso estar pendientes en la madrugada para poder llenar unos pocos recipientes de agua potable para satisfacer sus necesidades básicas.
Eudencio Rondón coincidió con Villarroel en el sentido de que la escasez de agua es un clamor de esa comunidad, al punto de que en las viviendas llega apenas “un chorrito” por las tuberías a ciertas horas, por lo que reiteró el llamado a la empresa Hidrológica del Caribe y a la alcaldía del municipio Simón Rodríguez, para que resuelvan el problema.
Villarroel denunció que otro de los problemas puntuales es el mal estado de la vialidad, pues las calles están llenas de huecos y en varios tramos se requiere de labores de bacheo y asfaltado.
Vecinos de la zona que pidieron no ser identificados comentaron que la mala vialidad es un problema que afecta seriamente la movilidad de los vehículos en la zona, pues ni siquiera los taxis hacen el servicio hacia esa comunidad. “Cuando pedimos una carrerita para el sector, inmediatamente los taxistas nos dicen que ellos no van a hacer el servicio porque las calles están en malas condiciones”.

Otros problemas
Villarroel señaló que el servicio del aseo urbano presenta severas deficiencias, al punto de que los camiones recolectores de basura no pasan por la zona hace más de un mes.
Otros vecinos del sector comentaron que tienen que convivir en el interior de sus casas con los desechos sólidos, para evitar que los perros de la calle rompan las bolsas y generen una situación de insalubridad en la comunidad, lo que según ellos les es muy incómodo, especialmente a la hora de comer por los malos olores que emana la basura.
Por otra parte, los lugareños comentaron que desde el mes de febrero del año pasado no reparten las cajas ni muchos menos las bolsas del CLAP, por lo que hicieron un llamado a los representantes del Estado Mayor de la Alimentación en el municipio Simón Rodríguez, para que se aboquen a repartir nuevamente los alimentos subsidiados por el Gobierno nacional.