El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más frecuente en nuestro medio.

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las infecciones de transmisión sexual  más comunes. Este virus pertenece a la familia papillomaviridae y se puede contraer en algún momento de la vida sexual del individuo. El VPH, en la gran mayoría de los casos, resulta inofensivo y asintomático.

El VPH tiene dos características principales; por un lado, sólo se multiplican en el núcleo de las células epiteliales y mucosas de epitelios estratificados, y por otro lado, puede ser potencialmente cancerígeno.

Antes de continuar es necesario realizar un par de aclaratorias al respecto:

¿Qué son los epitelios estratificados? Se trata de epitelios formados por varias capas (estratos) diferentes de células.

¿Eso quiere decir que el VPH produce siempre cáncer? No, no todos los tipos de VPH producen cáncer. De hecho, la mayoría de las infecciones por el virus son totalmente asintomáticas.

¿Cuántos tipos de virus de papiloma humano existen?

Existen más de cien tipos de virus de papiloma humano hasta la fecha. Dado que existe tal cantidad, se tuvo que realizar una clasificación en distintas categorías. Así pues, se clasifican principalmente en función de su potencial para provocar la aparición de cáncer y, evidentemente, de acuerdo al grado de riesgo, sea alto o bajo.

¿A quién afecta? ¿Cómo se contrae?

El VPH es tan común que, de hecho, la mayor parte de la población se infecta por este virus en algún momento de su vida. Por un lado, las verrugas plantares y las verrugas que aparecen en dedos y palmas son frecuentes en niños. Además, se asocian con ambientes húmedos, como las piscinas, los vestuarios, etcétera.

Casi todas las personas sexualmente activas han contraído VPH en algún momento de sus vidas sin darse siquiera cuenta.

Por otro lado, las infecciones genitales y las orofaríngeas se contagian fundamentalmente por vía sexual. De hecho, el virus del papiloma humano está considerado como la infección de transmisión sexual más frecuente de los últimos tiempos.

Virus del papiloma humano y cáncer

El vínculo entre el VPH y el cáncer está más que conocido. Especialmente, por su relación con el cáncer de cuello de útero. Ahora bien, ¿cómo es posible que el virus provoque cáncer?

El VPH posee proteínas capaces de alterar el ciclo mediante el cual se multiplican las células, llamadas E6 y E7. Por un lado, E7 se une a pRb (gen de supresión tumoral) y lo inhibe, activando el ciclo celular. Por otro lado, E6 inactiva a p53, impidiendo la muerte de estas células.

La acción conjunta de ambas proteínas virales (E6 y E7) tiene como resultado una proliferación de las células descontrolada.

Infecciones cutáneas

La infección del tejido cutáneo por el virus del papiloma humano (VPH) provoca la aparición de verrugas. La zona del cuerpo en la que aparecen depende del tipo de virus de papiloma humano que infecta a la persona.

Aunque pueden aparecer a cualquier edad y en cualquier individuo, son especialmente frecuentes en niños.

Estas verrugas tienen normalmente aspecto de globo rugoso que crece “hacia fuera”. Son de color grisáceo o blanco sucio, y muchas veces se pueden apreciar puntitos negros en su interior. Estos puntitos negros son el virus activo.