A Andrés Sereno lo azota el guayabo

El TIGRE. Andrés Sereno aunque su vida no ha transcurrido totalmente en el llano, su sangre, corazón y nervios, son de llanero nato. Se desvive por las faenas en los corrales y pasar el día a lomos de una bestia, oyendo el ruido de los cascos cuando hablan con el barro o con el polvo de los caminos. Pero lo que más le gusta es escribir y cantar a la tierra que inspiró a Rómulo Gallegos.

La promotora Roraima Torres, envió cinco canciones de este joven cantautor: “Guayabo letal”, “A ti Señor del cielo”; “Así empezó mi parranda”, “Invierno en mi llano” y “La princesa de mi canto”.