Médicos y enfermeras del CDI Pedro Urbina en Guanipa se unieron a protesta nacional

Jesús Rincón

El Tigre. Desde este lunes, médicos, enfermeras, camareras y el  personal obrero del CDI Pedro Urbina de Guanipa, se unieron a las protestas nacionales por carencias de insumos, medicamentos, malas condiciones de trabajo y en demanda de mejoras salariales para los trabajadores del sector salud.

Jonathan Navarro, médico del referido centro asistencial, informó que desde ayer se inició la protesta pacífica,  por las precarias condiciones laborales de los trabajadores de la salud, aclaró que no están abandonando los puestos de trabajo sino que les están explicando a los pacientes que no hay recursos, ni insumos médicos ni medicamentos para poder atenderlos, por lo que requieren una dotación urgente.

Este martes con pancartas en mano los trabajadores de la salud protestaron a las 9:00 a.m. en las cercanías de la avenida Fernández Padilla y a las afueras del CDI.

 Navarro explicó que en el caso de los médicos, la quincena pasada llegó a  Bs. 1.900.000, les pagaron al final de mes un bono nocturno de 5.000.000 de bolívares, “el sueldo no nos alcanza para el sustento familiar. Maduro aprobó 20 millones de bolívares de cesta ticket, por la hiperinflación no podemos suplir nuestras necesidades básicas”.

Precisó que hay 60 trabajadores de la salud en ese CDI, de los cuales 22 son médicos, “están paralizadas las consultas médicas en los sectores, la emergencia en el CDI se cumple, no abandonamos las guardias, no contamos con recursos necesarios para atender a los pacientes, carecemos de soluciones, medicamentos, antibióticos. La cocina está muy mal, los utensilios dañados, no hay un plato para comer, ni cucharas, ni tenederos, ni vasos, no hay alimentos, sólo arroz pelao se le sirve tanto al personal de guardia como a los pacientes”.

Puntualizó que en el centro asistencial hay  4 camas para la hospitalización, 2 camas en la sala general, 2 camas para terapia, además de 13 consultorios, se atienden semanalmente un promedio de 1300 personas.