El Sonero del Mundo arribó este jueves a sus 75 años de vida

Primicias24.com – Óscar Emilio León Simosa, conocido como Óscar D’León, arribó este jueves a sus 75 años de vida, con un legado salsero que nos hace recordar porqué es “El Sonero del Mundo”.

El salsero venezolano inició su carrera artística en 1972 con la agrupación “La Dimensión Latina” y en marzo de ese año sacan el tema “Pensando en ti”. Para 1974 se une a la orquesta el bolerista Wladimir Lozano, logrando la dupla una serie de éxitos. El primer éxito internacional fue “Llorarás”, tema compuesto por el mismo Óscar.

En 1976, D’León se separa de la Dimensión Latina y forma su propia orquesta; “La Salsa Mayor” grabando su primer LP titulado “Con Bajo y Tó”. De este disco, surgen éxitos comerciales como “Mi bajo y yo”, “El baile del suavecito” y “Bravo de verdad”.

En 1988 graba con la orquesta Billo’s Caracas Boys el tema “Ariel”, como un doble homenaje al Maestro Billo Frómeta, fundador de esa agrupación y a Benny Moré de quién ha dicho en varias oportunidades que es su principal punto de inspiración.

En 1996, con el álbum “Sonero del Mundo” en colaboración con el músico cubano Willy Chirino obtiene la nominación para el Grammy.

El 15 de marzo de 1998 la ciudad de Nueva York lo homenajeó nombrando esa fecha como el Día de Óscar D’León.

En el año 2000 participó en la banda sonora de la producción de Disney, “Las Locuras del Emperador” grabando el tema “Mundo perfecto”.

El 21 de noviembre de 2013 recibe el Premio Grammy Latino.

En 2015 celebraría 50 años de carrera artista.

El 7 de julio de 2015 recibió un Doctorado Honoris Causa de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador por ser “un venezolano cuya disciplina y constancia en la ejecución y desarrollo de su arte musical, lo ha llevado a erigirse en patrimonio artístico de Venezuela”.

Cabe recordar que “El Faraón de la Salsa” nació el 11 de julio de 1943 y se crió en la populosa parroquia caraqueña de Antímano. Es hijo adoptado del matrimonio de Carmen Dionisia Simoza y Justo León, dado que su verdadero padre Florentino Padrón no lo reconoció.