AD y UNT titubean con validarse ante el CNE y participar en elecciones de concejales

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

Anaco.- Tras perder la legalidad como organizaciones políticas, al haberse negado a participar en las elecciones presidenciales del pasado mes de mayo, Acción Democrática (AD) y Un Nuevo Tiempo (UNT) fueron convocadas a revalidarse como ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

AD y UNT perdieron hace poco tiempo la legalidad de la que gozaban al inscribirse en el movimiento abstencionista que permitió que Nicolás Maduro ganara la reelección presidencial a Henry Falcón hace apenas un par de meses. Como argumento, adecos y unetistas esgrimieron para justificar su postura desconfianza en el CNE y la supuesta ilegitimidad e ilegalidad de la ANC, y por ende del referido proceso comicial.

Hace pocas horas representantes de ambas toldas políticas, por medio de voceros nacionales, han negado que tengan la intensión de renovar nóminas y reactivarse dentro de la legalidad vigente, y anunciaron que presentarán un escrito al CNE en el que demandarán la reconsideración de la medida, toda vez que, argumentan, sólo han dejado de participar en los comicios presidenciales, y no en dos procesos tal y como lo estipula la ley.

Con la presentación de este escrito AD y UNT estarían reconociendo la autoridad del CNE para organizar los procesos electorales y a la vez dan por válida la reelección del Presidente Nicolás Maduro.

Pedro José Marcos, habitante de la ciudad de Anaco, declara sentirse cada día más “confundido” con el “bamboleo” de la oposición.

“A esta gente no hay quien la entienda, para unas elecciones llaman a no votar porque el CNE no da garantías, pero es el mismo CNE al que se van a validar. Esto no es incoherencia sino lo que sigue” aseguró Marcos quien es partidario de los movimientos opositores al Gobierno Nacional.

Para el militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Jorge Perdomo, “los adecos y la gente de Rosales están más que locos. Un día cuestionan al CNE y a la ANC pero al final terminan aceptando todo lo que el presidente obrero les propone. Lo que les gusta es fastidiar por un rato. Maduro los tiene locos”.