Activaron contingencia para contener derrame de gasoil de buque hundido en Anzoátegui

Tras el hundimiento del buque de Conferry Tallink Autoexpress 2 en el puerto 5 de Guanta en Anzoátegui, el Ministerio para el Ecosocialismo (Minec) activó un plan de contingencia para confinar el diésel que se derramó al mar y así practicar el vaciado del tanque de combustible para evitar mayores afectaciones al ecosistema.

Así lo informó la directora regional de ese despacho ministerial, Katiuska Homsi, quien indicó que se estima que en  los tanques de pudieran estar contenidos unos 40 mil litros de combustible.

“Con el apoyo de Pdvsa Refinación Oriente se colocaron barreras oleofílicas y se pondrá en funcionamiento un skimmer, el cual tiene como función recoger el hidrocarburo a través de un rodillo hidrofóbico. Con esa  maniobra se estima que el combustible quede retenido en el equipo hasta que sea descargado en un tanque especial” dijo.

En el comunicado de prensa, la funcionaria agregó que también se ha dispuesto un vactor y cuatro bombas hidráulicas para achicar el agua y reflotar el buque, al tiempo que se ejecuta la succión de aguas aceitosas y el sellado de las rejillas con la colocación de masilla epoxica.

“Hay ocho buzos practicando las maniobras acuáticas y más de 100 trabajadores de todos los entes prestando servicio para atender la situación”, informó.

La titular del Minec en Anzoátegui añadió que conjuntamente con el resto de las instituciones se definirá el destino de la embarcación.Dependiendo de las conclusiones de los técnicos podrían recomendar el desguace del ferry y el aprovechamiento de los metales.

En el plan de contingencia también actúan  el Ministerio para el Transporte (Mppt), el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea), Capitanía de Puertos, Bolipuertos, las alcaldías de Guanta, Sotillo y Bolívar, Sebin, Dgcim, Protección Civil, las gerencias de Ambiente y Seguridad Industrial de Pdvsa Refinación Oriente, la Fiscalía 21 con competencia ambiental y Conferry.

El vicepresidente del Sindicato Nacional de Bolimarítimos, Alfredo Santamaría, informó que el viernes 3 de agosto, la tripulación del barco advirtió a la gerencia de la empresa sobre la entrada de agua a la nave pero fue el domingo cuando envió  la bomba de achique, que fue rebasada en su capacidad. El sistema eléctrico para expulsar el agua estaba inoperativo.

Fuente: www.caraotadigital.net