Adrilis Ortega: Una coralista que canta joropo

/De su segunda producción musical, propone  las canciones “Te fuiste para volver” y “Recorriendo Guayana”/

CARLOS SAN DIEGO

Comparto la idea de Manuel Yánez. El hijo del compositor de “Viajera del río”, comentaba que al territorio del llano venezolano había que anexarle los estados Monagas, Anzoátegui y Bolívar. No sólo por su geografía y producción. Es por su cultura. Por su aporte humano a la principal manifestación artística de los estados llaneros: La música, el canto: La copla. A cada rato en Anzoátegui, Monagas y Bolívar nace un cantante de la sabana, nace un arpista, un cuatrista, o  una costumbre se aferra en la identidad de un hombre o una mujer con arrestos de vegueros natos. Es la huella dactilar de sus vidas.

Para muestra un botón, en la capital del estado Bolívar, Ciudad Bolívar, el 8 de mayo de 1985, nació Adrilis Ortega, cantante desde que tuvo uso de  razón. A los 4 años de edad de la mano de su maestra de preescolar, se integra a la coral de la escuela donde estudiaba, dirigida por Evelyn Carreño. Pininos musicales.

Formación

Conocida como “la voz de Angostura”,  ha formado parte de diferentes cuerpos corales de Ciudad Bolívar, dirigidas por insignes músicos: Darío Bastardo, Alfredo Bonilla, Jesús Maita y Ramón Guerra. Eso le ha permitido desarrollar el talento dado por el Altísimo.  También ha estudiado con maestros internacionales: Ana María Briones (Argentina), Erick Pijiola (Slovenia), María Guinand (Venezuela), Jerry de los Ríos (Venezuela), Luis Olivieri (Puerto Rico), Alberto Graü (Venezuela). Al fin, todos le han dado un estilo. El estilo de Adrilis Ortega. Talento y educación.

Entre coral y coral, la pasión por el canto de la música llanera sobresale en su alma. Mientras forma parte de la coral del Seniat Región Guayana, del orfeón universitario de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg) y de una agrupación de música bailable Latin Band, no deja de cantar su joropo, su pasaje y su golpecito parada junto a las patas del arpa. Lo lleva en el fluir de la sangre.

Ensayo discográfico

Cuenta el promotor Leonardo Ortega, que hace algún tiempo grabó un primer disco con algunas canciones conocidas en el pentagrama llanero: “Guayabo no va conmigo”, “Ese muchacho”, “Despistada de amor”, “Guayabo motolito”, entre otras. Fue la antesala al lanzamiento su producción musical con canciones inéditas, “Adrilis Ortega La voz de Angostura”. De allí  ha puesto a consideración del público las piezas “Te fuiste para volver” escrita por Génesis Calles y “Recorriendo Guayana” de Martín Cordero. La experiencia atrae el éxito. La vocación lo cultiva. El espíritu de superación armoniza todos estos detalles. Hacen que Adrilis Ortega avance sobre el camino del éxito. Trabajo y constancia.

Al lado de grandes

Adrilis se ha presentado en eventos en la misma noche en que han cantado figuras estelares como José Gregorio Oquendo, Alejandro Rondón, Isaac Rondón, Lisith “la gocha” Contreras, Edgardo Ramírez, Domingo García, Andrés García, Alberto Castillo y la hoy desaparecida físicamente, Elisa Guerrero. Veladas inolvidables. Se oyen los aplausos.

Con el sudor de la frente

“La música es lo más importante en mi vida. Me ha permito cultivarme como artista y desarrollarme como persona, sintiendo la satisfacción por el reconocimiento público que hoy recibo en mi región, que lo he logrado gracias al esfuerzo, dedicación y amor de dos personas muy importantes para mí, Luis Ortega  y Sonia de Ortega, mis padres, que me han llevado de la mano, desde que era una niña, a cada evento donde he dejado en alto su nombre, el de mi terruño y el mío propio”, comenta. Las palabras atraen bendiciones.