Anaquenses se quejan de recibir malos tratos de parte de algunos transportistas

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. La caótica situación de transporte presente en Anaco está provocando que la población se sienta humillada, no sólo ante las indignas condiciones de tener que viajar en camionetas, cavas, camiones y unidades de autobuses en pésimo estado, sino que además deben soportar malos tratos de algunos choferes.

Los usuarios, haciendo uso de las redes sociales, señalan que no pocos choferes tanto “autobuseros de líneas legales y choferes de las llamadas perreras tienen ahora un gran negocio” que, según prosigue la denuncia, “hacen su agosto con la anarquía imperante” en la ciudad gasífera.

Entre las quejas de los usuarios destaca que la mayoría de los trabajadores del sistema de transporte municipal, oficial y el improvisado, “cobran lo que les da la gana”. Además, “van únicamente hasta donde les es más cómodo”.

“Si te da la gana pagas o bájate, esta vaina, en referencia al vehículo, es mía”, es el ácido reproche que le lanzan a la cara a los usuarios, quienes se calan tanta humillación sólo por necesidad. Los anaquenses reclaman de las autoridades con competencia en la materia de transporte y de defensa del pueblo, mano dura en contra de tanta villanía y falta de autoridad.

La cuenta en Facebook Los Candelazos de Don Pedro asevera que quienes están incurriendo en estas despiadadas prácticas no se comportan como “los servidores públicos” que deberían ser, sino que actúan como “dueños de la ciudad y de los peatones”.

Las lamentaciones de los ciudadanos no son exclusivas en contra de las fallas del transporte público urbano. También hacen referencia a actitudes que exhiben ciertos comerciantes informales. La publicación en internet explica que “en las esquinas de las principales avenidas de Anaco están vendiendo artículos de primera necesidad y a precios especulativos, ante la mirada cómplice del gobierno”.