Trabajadores petroleros exigen un mejor sueldo en los portones de Pdvsa San Tomé

Jesús Rincón

San Tomé. En horas de la mañana de hoy en las adyacencias de los portones de la empresa Pdvsa en San Tomé, un grupo de trabajadores de la industria petrolera realizaron una manifestación para exigir mejoras en los sueldos y que se cumplan los beneficios estipulados en la Contratación Colectiva.

Carlos Blanco, trabajador activo de Pdvsa, indicó que “estamos en las afueras de Pdvsa San Tomé solicitando un salario justo, como lo establece la Constitución, para cubrir las necesidades básicas, tanto de alimentación como nuestras necesidades materiales; actualmente el sueldo no da ni siquiera para cubrir la educación de nuestros hijos, ni la canasta alimentaria, es de 2150 bolívares soberanos, cuando una bolsa de detergente de un kilo cuesta más de 400 bolívares soberanos, igual precio un kilogramo de queso, como pretende la dirigencia sindical de Pdvsa que el trabajador se quede tranquilo, si el sueldo no nos da”.

Recordó que antes de la reconversión monetaria, los sueldos de los trabajadores petroleros estaban entre 14 millones y 18 millones de bolívares fuertes, actualmente oscilan entre 1800 y 2300 bolívares soberanos, “es prácticamente un sueldo mínimo, cuando nosotros estamos trabajando para la industria petrolera,  las personas que trabajan en una zapatería o una panadería no corren los riegos de los que trabajan en la industria petrolera, los riesgos inherentes a la industria son mayores, si nos vamos a nivel internacional, no se compagina con lo que nosotros estamos devengando en Pdvsa”.

Blanco denunció que hay deficiencias en el suministro de insumos, en la prestación de los servicios de salud y se están incumpliendo otros beneficios de la actual Contratación Colectiva.

“Hay deficiencias en el suministro de insumos desde hace dos años aproximadamente, no nos dan la dotación completa, nos daban de dos a tres bragas anuales, un par de guantes, un par de botas; esto ha venido empeorando, igual con los servicios de salud en las clínicas, para nadie es un secreto del colapso del hospital de San Tomé, no hay medicinas, uno recurre a una clínica privada porque estamos amparados por un seguro y nos rebotan porque no nos dan los servicios, se están violentando los beneficios de la Contratación Colectiva”, expresó el trabajador petrolero.

Por su parte, Aldrem Luzardo, extrabajador de Pdvsa en la Gerencia de Planta, dijo que por denunciar casos de corrupción en la industria petrolera, el año pasado fue despedido.

“Estoy luchando por volver a pertenecer a Pdvsa, acompañó a los compañeros de la División Ayacucho, el objetivo es lograr un salario justo; el año pasado fui botado por denunciar que se aplique la ley, por actos de corrupción en Pdvsa. Lo que está ocurriendo en este momento que los sueldos de los compañeros son miserables, no cubren ni siquiera la canasta básica, muchos hijos de los trabajadores que no van a la escuela porque no tienen que comer”, apuntó Luzardo.