Ya la pelea de Cabello y Ramírez entró en terreno peligroso

Entonces, como le dolieron estos ataques, Ramírez ha reaccionado con lo que también la duele a Cabello. La DEA. Las sanciones. Que recordarle a Cabello la DEA es como si de manera indirecta Ramírez se está haciendo eco de los señalamientos contra el presidente de la ANC. La semana pasada, nos preguntábamos de qué manera iba a reaccionar Ramírez, y la reacción no se hizo esperar.

Es ya una pelea de verdad. Ya no guardan las formas. Rafael Ramírez contra Diosdado Cabello. Y Diosdado Cabello contra Rafael Ramírez. ¿Quién empezó primero? Que se recuerde, Cabello defendía a Rafael Ramírez alertando de una campaña internacional que se estaba fraguando en contra del ex Zar de PDVSA, que entonces seguía en la ONU, era embajador en la ONU. Aunque si se observa bien, el alerta de Cabello era una manera de defenderse a sí mismo por lo que de Cabello decían y siguen diciendo los medios en el extranjero. Ramírez por su parte depositaba la confianza en Cabello. En que Cabello reaccionara contra Maduro.

Hay que comenzar por el pacto con Hugo Chávez que los ponía a cada uno en la presidencia. En fila. Primero Maduro. Después le tocaría a Ramírez. Sin reelección de Maduro. Y de tercero Cabello. Pero los amigos de Ramírez siempre han dicho que este se confió. Y Maduro lo purgó. Decían que Maduro había encontrado en Ramírez un contrincante menos peligroso y lo purgó. Le quitó todo. Y Cabello no dijo nada. Cabello no reaccionó. Cabello reconoció a Maduro como jefe, algo que le costaba a Ramírez. Y Maduro es el jefe. En el entorno de Maduro apuntan que Ramírez se destapó bien pronto. Que la soberbia lo traicionó. Pero Ramírez apunta que los soberbios con ellos. Los que están en el poder.Después el Gobierno ya entró de lleno no en la purga sino en la persecución de Ramírez. Entonces fue detenido Diego Salazar, el primo de Rafael Ramírez, y el fiscal General, Tarek William Saab destapó y confirmó la corrupción en PDVSA, y la mafia de Andorra, y los miles de millones de dólares que se supone involucran a Ramírez, y comenzaron a caer las piezas de lo que el propio Ramírez llama el “ramirismo”. Fue allí cuando Ramírez introdujo el elemento de que si había que investigar la corrupción había que investigarla toda, y escribía sobre Cadivi, sobre el Seniat, que es como escribir sobre Cabello. Ya esto molestó a Cabello, que había conservado distancia pública en la pelea Maduro-Ramírez.

Sin embargo, Ramírez ha debido, por su parte, estar molesto de antes, porque según el entorno del ex presidente de PDVSA,Cabello iba a ser el tercero en fila de la sucesión mientras que Ramírez el segundo, y, en virtud de ello ahora se puede conjeturar, que Cabello no defiende a Ramírez en cuanto que purgado este del anillo del poder, pasaba Cabello a ser el siguiente en la sucesión. ¿Hubo pacto con Maduro?

Más tarde es que viene el llamado de Ramírez a Cabello de que reaccione. Ya Cabello es presidente de la Asamblea Nacional Constituyente. Hace el llamado Ramírez a la Fuerza Armada y a Cabello con el fin de que propicien el cambio usando los mecanismos que permite la Constitución. Solo que los militares y Cabello reaccionaron atornillando a Maduro en el poder. Y Ramírez pasa a reclamar que la ANC ni Cabello investigan la privatización de PDVSA promovida por Maduro. Que Cabello está perdiendo una oportunidad histórica. Y tendrá, él y los otros, que rendir cuentas, y rendir cuentas ante la historia, al menos.

La consecuencia es que la pelea se transforma en pelea pública y ahora con elementos de alta gravedad. Porque:

1-Ramírez pasa a la ofensiva y ataca de manera directa a Cabello. Porque no reaccionó. Que es como llamarlo cómplice del desastre. De hecho, dijo que Manuel Quevedo, el presidente de PDVSA que no sabe de petróleo, es amigo de Cabello, como haciendo corresponsable de la situación de PDVSA a Cabello.

Decían que Maduro había encontrado en Ramírez un contrincante menos peligroso y lo purgó. Le quitó todo. Y Cabello no dijo nada. Cabello no reaccionó.

2-Cabello responde apuntando que Ramírez no se fue limpio del país. O sea. Asoma el punto de la corrupción. Y esto no le gustó a Ramírez para quien Cabello le aplica la lógica de los que señalan a Cabello de corrupto y narcotraficante. "Yo no lo he insultado...No he apoyado las calumnias que dicen contra él", apunta Ramírez en la entrevista que concedió a Sumarium.

3-Cabello también responde que él sigue en Venezuela luchando mientras que Ramírez se había ido. ¿Lo llama cobarde? ¿Cómodo?

4-Ramírez ha colgado en Twitter que Cabello no puede pasar “agachado” ante el desastre. ¿Otra forma de decirle cómplice?

5-Y Ramírez le dice que él puede viajar y vivir en el exterior porque no está sancionado. ¿Golpe duro contra Cabello?

6-“No estoy señalado por la DEA”, dice Ramírez en un tuit. Ni por ninguna agencia. Golpe aún más duro.

7-“No puede salir del país”. Que si salen, los ponen presos. “Si ponen un pie fuera del país”. Palabras mayores. "Me gustaría que Diosdado viniera, saliera del país", señala Ramírez en la entrevista con Sumarium, colgada en su cuenta de Twitter. Y dice algo peor. "Están rociados de gasolina". Ellos, los del poder, Diosdado Cabello incluido. Rociados de gasolina es el mayor riesgo que puede correr alguien.

8-Esto indica que el ataque de Cabello a Ramírez con el tema de la corrupción –limpio no se fue-, ese ataque lo impactó. Y le dolió. Pero también ha debido dolerle que Cabello revelara que fue el mismo Chávez quien lo responsabilizó de que PDVSA no alcanzara la meta fijada de producción petrolera. Una revelación que pone en duda todo lo que ha dicho y escrito Ramírez en este tiempo: la fortaleza de PDVSA de Chávez y Ramírez era la PDVSA de la revolución. Y que él hizo lo que Chávez le ordenó. Y que él siempre obedeció a Chávez. Que Chávez lo conocía muy bien, y Chávez no era "ningún pendejo".

9-Entonces, como le dolieron estos ataques, Ramírez ha reaccionado con lo que también la duele a Cabello. La DEA. Las sanciones. Que recordarle a Cabello la DEA es como si de manera indirecta Ramírez se está haciendo eco de los señalamientos contra el presidente de la ANC, aunque Ramírez deje ver que no aplica la misma lógica ni se suma a los insultos. Que en cambio no es el caso de Cabello. Que en su programa, en su show, dice Ramírez, insulta a la gente. Es un programa de escándalos.

10-Esta pelea apenas comienza. Ya se salió de cauce. Se están señalando de las peores formas. Y antes se llamaban hermanos. Antes eran los hijos de Chávez. Ahora son jefes de grupos. Que se reparten PDVSA. Que se reparten el poder. Ramírez le propone un debate a Cabello. No para hablar del país potencia. Sino para abordar estos puntos: “Le propongo a@dcabellor un debate en su programa sobre el tema de la corrupción, la privatización de la industria petrolera y la lealtad a la obra de Chávez, como juramos frente a su tumba”.

La semana pasada, nos preguntábamos de qué manera iba a reaccionar Ramírez, y la reacción no se hizo esperar. Esto va por otro rumbo. Lo apuntan las frases sueltas como esa de que a Diosdado Cabello no hay manera de ganarle un juicio.

https://konzapata.com/noticia/70672/konfidenciales/ya-la-pelea-de-cabello-y-ramirez-entro-en-terreno-peligroso.html