Gilmary Caña: Llena de color al llano y perfuma los caminos con “La flor de la raza”

Carlos San Diego

Cuando la situación parece tejer un espejismo de incertidumbres en Venezuela, el coraje, el optimismo, y la fe en su arte y en lo que hace, le permiten a la cantante venezolana  Gilmary Caña, levantar vuelo y lanzarse en promoción en promoción a los cuatro vientos.

Es así como al son de arpa, cuatro, maracas y bajo nos entrega con el ímpetu de su inconfundible voz, el tema “La flor de la raza”.

Con esta canción, y el lanzamiento de su video clip, la intérprete cierra este año la promoción de su segunda producción discográfica de música llanera, titulada de la misma manera “La flor de la raza”.

Confiesa que es un disco elaborado minuciosamente de la mano de prestigiosos compositores apureños como Alfredo Parra, “Calucho” Calzadilla, Ariardo Guédez, Adrián Dun “mañiño”, Ángel Jiménez, Fremio Hidalgo, y quien escribiera la canción “La flor de la raza,” el poeta Elio Paredes.

Gilmary Caña, sin dudas, representa una de las figuras emergentes más genuinas y potentes del canto llanero. Sus canciones están concebidas al calor de las vivencias del llanero de hoy: Amores, trabajo, vicisitudes y esperanzas. Recoge el sentimiento de una cultura que avanza con fuerza para extender su mensaje y melodías a todo el territorio nacional y más allá de sus fronteras.

“El tema ´La flor de la raza´ representa para mí la voz y el rostro de la mujer llanera vergataria, sentimental, apasionada, fuerte, inteligente, y que se auto define por sus sueños, sus logros, sus luchas, su trabajo, su inteligencia y su esfuerzo. Es también una mujer que se autodefine de cara a su pueblo y a su historia”, comenta Gilmary Caña.

Agrega: -Eso me gusta. Me gusta pensarme así. Y me encanta encontrar por las calles y casas, muchas mujeres que se ven de esa manera. Verdaderas flores de nuestra raza. Además, es la mujer que necesitamos en este país y en el mundo.

La figura de Gilmary Caña, con su estilo propio y genuino, ha venido posicionándose en las preferencias de nuestra audiencia llanera y venezolana en general, como lo evidencian las distintas carteleras musicales.

En “La flor de raza” combina ritmos originarios de su Elorza natal con una recia vocalización que ofrece una nueva opción a los amantes de la música tradicional en Venezuela.

En este proyecto participan músicos de la talla de Elio Corona en el arpa, Yosmar Cabrera en el cuatro, Milvier Ortiz en el bajo, Alcides Rojas en las maracas. Contó con la dirección de voz del cantautor elorzano Carmelo “el pelón” Flores.

Además de un equipo musical de alto prestigio entre los conocedores de este género. Fue grabado en los estudios Barreto en Michelena, estado Táchira con el ingeniero Manuel Barreto. La realización de video clip estuvo bajo la dirección de Argelia Bravo y Gustavo Marcano.

La producción discográfica “La flor de la raza” cuenta también con temas como: “Tu ausencia”, Soy la América buscada”, “A los dos los necesito”, “La hora del olvido”, “El dolor del caporal”, “Fragancia serenatera”, “Tranquilito corazón”, y “Quirpa criolla y sabanera”.

En los momentos difíciles, es que se pone a prueba la raza. En las llaneras como Gilnary Caña, eso es una vocación.

Foto: Cortesía.