Detienen a dos niñas que planeaban supuesta masacre satánica en escuela de Florida

MIAMI: Dos alumnas de una escuela en Bartow, localidad del centro de Florida (EEUU), llevaron varios cuchillos al plantel en un supuesto plan para matar y mutilar a otros estudiantes en un ritual satánico.

La policía dice que encontró un mapa dibujado a mano de la escuela y sus pasillos en la casa de la estudiante de 12 años, que mostraba dónde planeaban cometer sus asesinatos.

El Departamento de Policía indicó en sus cuentas de redes sociales sólo que las niñas planeaban causar “daño” a sus compañeros, pero otras informaciones a partir de los autos de detención indican que querían “matarlos, despedazarlos, comer su carne y beber su sangre”, antes de quitarse la vida.

Supuestamente idearon su plan tras ver películas de terror durante el fin de semana.

Las niñas de 11 y 12 años, cuyas identidades no han sido reveladas, fueron detenidas en la escuela de enseñanza media de la localidad de unos 20.000 habitantes antes de que ejecutaran el ataque contra sus compañeros de clase.

Según las autoridades, las estudiantes fueron descubiertas cuando estaban escondidas en un baño, supuestamente con múltiples cuchillos, un cortador de pizza y un afilador de cuchillos en su poder.

Las chicas planeaban suicidarse después de apuñalar a otros estudiantes, de acuerdo con la policía, que indicó que el plan era matar al menos a un estudiante, pero querían asesinar entre 15 y 25.

Un pacto para estar “cerca de Satanás”

La esperanza de las estudiantes era convertirse en peores “pecadoras para después de suicidarse ir al infierno y poder estar cerca de Satanás”, según la declaración jurada de la policía.

Tras el arresto de las menores, los investigadores encontraron mensajes en sus teléfonos sobre el ataque planeado, según la televisora WTVT.

La policía de Bartow se dirigió por Facebook a los padres y tutores de niños alumnos de las escuelas de la localidad para decirles que, si bien las informaciones sobre el caso son “perturbadoras”, los agentes del orden van a mantener la guardia y hacer todo lo posible para garantizarles la seguridad.

“Sus niños son los más preciados ciudadanos en esta ciudad y hacemos cada día todo lo que podemos para asegurarnos de que están seguros”, señala el mensaje.

El jefe de policía de Bartow, Joe Hall, calificó la trama de “horrorosa” en una declaración publicada en las redes sociales por las Escuelas Públicas del Condado de Polk.

El problema de la violencia en las escuelas de Florida es materia sensible, pues hace menos de un año un exalumno de una escuela secundaria de Parkland (sureste del estado) mató a 17 personas dentro de las instalaciones escolares.

Fuente: Notimex y EFE.