El palo a pique es sabor y tradición en la sabana

CARACAS. Un buen plato de palo a pique ofrecen las abuelas a los campesinos y trabajadores del llano luego de su faena. Se trata de una comida típica venezolana que se ha mantenido de generación en generación formando parte de la gastronomía obligada del país y especialmente de los llanos.

Su nombre hace alusión al trabajo del campo y en general al trabajo duro, y es que de hecho, es un plato nacido en hogares humildes por lo popular de los ingredientes que requiere para su preparación.

Está compuesto por productos que están al alcance de la mano del hombre y la mujer del campo, y aunque cada quien lo hace a su forma, no se altera mucho su receta principal.

Los ingredientes principales para este plato son frijoles blancos o rojos y arroz. Para aliñar se puede usar ajo, cebolla, tomate, pimiento verde, ajíes, comino, tomillo, clavos de olor, papelón, y hasta un poquito de jamón o tocineta.

Para prepararlos se hierven los frijoles en agua hasta que ablanden, en una olla aparte se cocinan los aliños y se añade el arroz cuando los frijoles están casi blandos para que estén al mismo tiempo.

Paralelamente, se sofríe y añade luego las especias, el papelón, y la sal. Se deja cocinar brevemente hasta que los sabores estén mezclados, se agregan los frijoles escurridos y se deja unir muy bien hasta que se impregnen los frijoles del sofrito.

En la actualidad la receta varía un poco, y cada hogar tiene su versión. Hay quienes lo acompañan con huevo y/o aguacate.

Fuente: AVN