Gobierno no logra detener a la inflación que “avanza a paso de vencedores”

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. En balde han sido las medidas implementadas por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para ponerle un “parao” a la inflación. El abominable fenómeno económico “avanza a paso de vencedores” empobreciendo cada día más a los venezolanos, pulverizando cada semana los ingresos de las familias anaquenses.

En opinión del economista, vertida en su cuenta en twitter (@luisvicenteleon), Luis Vicente León “los países no tienen fondo. Siempre se puede empeorar” y advierte que la “clave no es la crisis económica sino la ausencia de articulación y organización política para provocar los cambios”.

León afirma que hay impedimentos que evitan superar la crisis como “la debilidad de la oposición y la incapacidad del Gobierno para implementar la libertad cambiaria, el anclaje monetario, la sinceración de los precios y la obtención de recursos financieros”.

Agregó el especialista que “no es verdad que la apertura ofrecida por el Gobierno no funciona” y apunta que “es falso que se haya abierto aún” aunque advierte que “es previsible” que la apertura se implemente “más temprano que tarde” por la “hiperinflación es implacable y no habrá forma de evitarla”.

La enfermera jubilada Xiomara Figueredo, militante de la revolución, hace un llamado a las autoridades para que “salgan a la calle a poner orden porque los bachaqueros y los especuladores están haciendo lo que les da la gana con el pueblo”.

“Si los revolucionarios no usan el poder que les ha sido conferido para defender al pueblo, para meter en cintura a los causantes de la guerra económica, esto va a parar mal”, dijo la mujer de 70 años de edad, quien ha visto como se han ido del país tres de sus cuatro hijos y casi todos sus nietos.

A pesar de que confiesa seguir siendo chavista, Luis Romero, de 50 años de edad, acusa al presidente Nicolás Maduro de ser “un inepto que está destruyendo la revolución”.

“La revolución se acabó cuando mataron a Chávez”, afirmó el albañil que añadió que “de estar vivo el comandante nada de esto estaría sucediendo porque ese sí ponía orden y hacía valer las leyes y al funcionario que no agarrara línea lo mandaba fuera del gobierno”.

Para los opositores Amalia Martínez y Nelson Méndez la explicación es otra. La ama de casa de 40 años de edad opina que “el desastre es producto de una pésima política económica y la regaladera de dinero de Chávez para Fidel, los corruptos de los Kitchner de Argentina, Correa de Ecuador y Evo en Bolivia cuando Venezuela tenía dinero”.

Méndez argumentó que mientras Venezuela sea gobernada por Maduro “nada cambiará” porque los inversionistas “no meterán ni un bolívar en el país”.