Estrellas de Delta te quiero brillaron y golearon a Anaco Sport Club por la Liga Nacional de Futbol Sala

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Para Delta te quiero no hay enemigos pequeños y ese pensamiento es el elemento diferencial que los ha colocado como uno de los equipos más competitivos tanto del fútbol de salón como del fútbol sala. Tal vez esta cualidad fue la que sorprendió al equipo que representa a la Fundación Anaco Sport Club en la Liga Nacional de Fútbol Sala, evento que forma parte de las actividades de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF).

Anaquenses y deltanos se enfrentaron el pasado miércoles 28 de noviembre, en el tabloncillo del polideportivo Las Colinas de Anaco. Pese a lamentar el revés de los chicos de casa, la fanaticada presente, entre los que estaban el presidente del Instituto de Deportes de Anaco, Jean Carlos Vielma, y el constituyentista Francisco “Frasso” Solórzano, disfrutó de la calidad de jugadores tan importantes como Carlos Vento, Greivi Teherán y Caruin Sthormes, quienes estaban siendo dirigidos por el profesor Vinicius Matheus y el campeón mundial de fútbol de salón, David Pinto.

Los ilustres visitantes se llevaron el triunfo tras endilgar una goleada a los locales con marcas de 6 goles por 2.

 

El juego

Para el experto en la materia, José Garibladi Noriega, fueron “varios juegos en uno”. “En el primer tiempo las fuerzas estuvieron igualadas” ya que cuando los silbatos de los colegiados anunciaron el advenimiento del intermedio la pizarra exhibía una paridad de dos goles por lado.

En el complemento, Delta incrementaría su nivel de juego mientras que los de Anaco iban perdiendo fuelle, concentración y la compostura.

Expone Garibaldi que el equipo de casa, entrenado por el exvinotinto Jairo Añez y Ronald Rondón, cometió “errores tácticos y de confianza y de concentración”.

Por ejemplo, dos errores cometidos por Rafael Zambrano acabaron en goles que pesarían mucho. El primero de ellos sin haber pisado siquiera la cancha. Antes de entrar, llamó a Julio Causado para entrar por él, pero todavía portaba el chaleco que usan los jugadores de la banca, por lo que entró retrasado y ante esta falla los de Tucupita anidaron el que fue el 2-1 a favor de los foráneos.

Zambrano también cometería una de esas fallas que nacen de la arrogancia propia de jugadores que sobrestiman las cualidades propias, y su falló termino en las redes propias.

También un grave fallo en la marca de Franklin Infante fue determinante para que Delta te quiero se llevara tres puntos en el suelo anaquense.

 

Reconocimiento

Garibaldi Noriega agradeció el esfuerzo que está haciendo Edgar Méndez, presidente de la Fundación Anaco Sport Club, por mantenerse en pie de lucha, incluso en medio de la terrible crisis económica. Para finalizar, el experto pidió a la alcaldía de Anaco y a las empresas privadas a respaldar esta iniciativa de Méndez y colaborar para que los anaquenses podamos seguir disfrutando de este tipo de espectáculos que disfrutan por igual pequeños y grandes. “Vamos Edgar, no te rindas hermano”, instó el comentarista.