Nuevas medidas del Gobierno Nacional han sido gasolina para el fuego inflacionario

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Los anaquenses rechazaron las medidas económicas recién anunciadas por el presidente Nicolás Maduro porque “son más de lo mismo” y de las que desconfían, ya que “hasta ahora no han producido los efectos prometidos sino todo lo contrario”.

Silvia Requena, vendedora de alimentos ambulante, se llevó las manos a la cabeza no más el jefe del Gobierno nacional anunció que se dirigiría al país. “Siempre que va a hablar me pongo muy nerviosa porque todo empeora cada vez que Maduro habla”.

El trabajador de la construcción Jorge Miranda no tiene ninguna esperanza en que los anuncios presidenciales tengan un impacto positivo en la economía. “Está aplicando la misma receta desde que comenzó a gobernar y no se ha dado cuenta que lo que hace es tratar de apagar el fuego con gasolina”.

Pedro Flores, docente y militante de la revolución, se declara “decepcionado” con la pésima administración del país. “El Presidente ha demostrado que no está en capacidad de seguir al frente de la revolución, el partido debe buscar un sustituto de inmediato que defienda el legado del presidente Chávez y rescate al país”.

El también correligionario del presidente Maduro, Esteban Granero, sostuvo que “es hora de que el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y el Gran Polo Patriótico (GPP) debatan acerca de la posibilidad de renovar liderazgos, proyectos y visión de país, porque en materia económica han fracasado una y otra vez”.

Para Amalia Guevara, militante de la oposición, “repetir el mismo libreto de siempre quiere decir que al gobierno se le acabaron las ideas”. “Cómo van a obtener resultados diferentes si están tomando las mismas medidas fallidas”.

Los anaquenses esperan un tsunami de alzas de precios que serán imposibles de pagar por la población. “El soberano ya no sirve para nada”, dijo la mujer.