Kelwin Porras es la revelación del Anaco Sport Club en la Liga Nacional de Fútbol Sala

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. El joven anaquense Kelwin Porras tiene años dejando estelas de calidad en todas las canchas de fútbol, tanto en campo como en sala, y ahora que tiene la ocasión de mostrar el desparpajo y el talento que atesora en los más importantes escenarios deportivos nacionales, se ha comportado a la altura de la circunstancias.

A quienes se han dedicado por años a trabajar en la fase formativa del balompié anaquense no les sorprende la actuación de Porras sobre el tabloncillo del gimnasio cubierto Ciudad de Anaco, localizado en la comunidad de Las Colinas del municipio gasífero del centro del estado Anzoátegui.

Para Ronald Rubén Rodríguez Barrios, amplio conocedor del fútbol infantil y juvenil de la localidad, “Porras es el mejor jugador juvenil de Anaco del momento, está muy por encima de todos, esperemos que se mantenga humilde, trabajador y que no se le vayan los humos a la cabeza, que es la maldición de los deportistas de acá”.

En palabras de algunos directivos de la Fundación Anaco Sport Club, donde la joya del sector Simón Bolívar deslumbra con sus cualidades, “Porras es la revelación de esta temporada para la Liga Nacional de Fútbol Sala, estamos convencidos que no hay otro como él en el grupo oriental”.

Además de facturar maravillosos, oportunos e importantes goles, Porras aporta carácter, velocidad, intensidad y sacrificio al conjunto que entrena el exvinotinto Jaime Añez.

Kelwin, de 17 años de edad, fue uno de los cuatro pilares fundamentales que le dieron el campeonato al Deportivo Simón Bolívar en la Copa Reledca, torneo de fútbol sala que se organizó hace par de meses en las instalaciones del Centro Deportivo Hugo Chávez, en la avenida Mérida de la localidad anaquense.

Las dianas y la personalidad de Porras se unieron, en aquella ocasión, a los maravillosos talentos de Joiver Rondón, Joelvis Rondón y el eterno Jhonny García para conformar un equipo que encantó a los fanáticos por la belleza de su juego, mezcla de calidad y coraje.

En Anaco Sport Club, Porras fue determinante en la jugada del segundo gol con que la franquicia presidida por Edgar Méndez derrotó 2-0 a Recreativo Anzoátegui, protagonizando una contra a la velocidad del rayo y asistiendo de manera perfecta a Julio Causado, haciendo olvidar el fallo que poco antes enfureció al público cuando Franklin Infante pecó de “agrandado” y tras irse de un marcador negó el pase, aun cuando tenía dos posibles receptores, para chutar a las manos del cancerbero rival.

Anaco debe celebrar la oportunidad otorgada a sus futbolistas jóvenes, a la vez que debe proporcionales los cuidos requeridos para proteger su ascenso como deportista profesional, rodeando a Porras de una atmósfera profesional para que sus cualidades exploten a su máximo nivel, o se estará arando en el mar.