Anaquenses critican “regalos de última hora del alcalde y del protector” en la campaña electoral

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO. Para algunos la coincidencia en la manera en que Acción Democrática y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) hacen campaña podría estar originada porque ambas organizaciones políticas de la izquierda abrazan al socialismo como ideología política, o tal vez por aquello de que los extremos terminan siendo si no igualitos sí muy parecidos.

La campaña electoral para concejales le ha dejado claro a los anaquenses que el rojo y el blanco no son más que las dos caras de una misma moneda. Al menos eso es evidente para los ciudadanos que afirman que tanto “Chúo” Figuera, del PSUV, y Ramos Allup, alcalde de Henry Ramos Allup, estuvieron desparecidos durante la mayor parte del 2018.

Tanto Guevara Marrón como Figuera desempolvaron sus figuras justo para la época electoral que los ha convocado a salir de sus cómodas oficinas hasta las comunidades de Anaco, donde ambos tienen altos niveles de rechazo, también en eso coinciden.

Para Magalys Cardozo “ni el protector ni el alcalde han hecho nada por los anaqueneses y ahora tienen el descaro de venir  a pedir votos; son un par de sinvergüenzas”.

Cardozo tiene claro que este par de políticos “responden a los prototipos de los dirigentes tradicionales que sólo aparecen en campaña a regalar el dinero del pueblo para coronar aspiraciones políticas personales”.

La opinión de Reinaldo Linares es muy parecida. Sin embargo, el joven estudiante universitario ve una pequeña diferencia entre ambas personalidades. “Uno defiende a Ramos Allup y el otro es socio de Maduro, pero en todo lo demás son igual de incompetentes”.

Tanto Linares como Cardozo rechazan que las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) y las sopas de Guevara Marrón se hagan ahora para ganar votantes. “Después de las elecciones los dos volverán a enconcharse y no les veremos hasta que haya una nueva cita electoral”, dijo Linares.