Unidades del Cuerpo de Bomberos de Anaco necesitan cauchos y motores para poder funcionar

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Las unidades de cisternas que están adscritas al Cuerpo de Bomberos de Anaco necesitan de manos amigas que les atiendan, porque vale comentar que de la funcionalidad de las mismas podría depender la vida de todos.

Uno de los camiones con que los funcionarios bomberiles apagarían un incendio está fuera de circulación porque no tiene cauchos. Esta extraña circunstancia debería haber motivado que el liderazgo político de Anaco, y del estado Anzoátegui, mancomunaran esfuerzos a los fines de poner operativa una máquina tan importante para la ciudadanía.

La unidad que sí puede circular no posee el motor con que lanzar el chorro de agua que apagaría un incendio.

Tanto la alcaldía de Anaco como la gobernación del estado Anzoátegui, regidas por los adecos Luis Guevara Marrón y Antonio Barreto Sira, de manera respectiva, tienen la obligación, por el bien de todos los lugareños, de procurar la reparación de estos camiones.

También deben poner empeño en resolver la traumática situación Pdvsa Gas Anaco, el protectorado del pueblo, el Concejo Municipal, la Asamblea Legislativa del estado Anzoátegui. Los empresarios y comerciantes privados no deben excluirse en esta ocasión porque cualquiera de ellos podría necesitar de los servicios de estos motores.

Mientras, los anaquenses se aferran a que Dios impida que se presente una desgracia que requiera de la acción de los bomberos y sus maquinarias. El llamado es a ocuparnos de los asuntos que son de vital trascendencia para la vida cotidiana.