En Vista Alegre “B” aún esperan por el pernil del 2016 y tienen fe en que este año sí lo comprarán

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Pese a que no han recibido ninguno de los “perniles presidenciales”, los habitantes de la comunidad de Vista Alegre “B” no pierden la fe en que este 2018 sí tendrán la posibilidad de comprarlos. Al parecer a la tercera será la vencida.

Se agotaban los días del año 2016 cuando el presidente Nicolás Maduro anunció la entrega de perniles de cerdo y de juguetes infantiles por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), para que las tradiciones de la “cena navideña”, “el Niño Jesús” y la “cena de año nuevo” sobrevivieran a la feroz crisis económica que empobrece a la población venezolana desde hace más de cinco años.

Entonces, la noticia fue bien recibida en las comunidades anaquenses, donde renacía la esperanza de mantener las costumbres propias con que la nación bolivariana celebra las fiestas decembrinas, en las que el pernil de cerdo es uno de los platos típicos de la gastronomía local.

Llegado el 31 de diciembre de 2016, los habitantes de Vista Alegre “B” no fueron favorecidos con el producto, pese a que en otras comunidades de la ciudad gasífera sí tuvieron la opción de adquirir la oferta hecha por el Gobierno nacional. Los vecinos que no recibieron el beneficio señalan como responsables de la anomalía a los llamados Jefes de Calle de los CLAP.

Luego, en 2017, el presidente Nicolás Maduro volvió a asegurar que todos los CLAP de Venezuela harían llegar a los hogares el pernil. De nuevo, Vista Alegre “B” se quedó como pajarito en grama: Viendo para todos lados.

Para el presente 2018 la gente de la populosa comunidad tiene la esperanza de que, ahora sí, les llegue la pieza proteínica. Se escucha el rumor entre algunos jefes de calle que el kilogramo de la carne porcina se tasará en 400 bolívares soberanos, y que cada pieza pesará 3 kilos, por lo que cada familia se bajará de la mula con BsS 1.200.

Se ha comentado que los jefes de calle están a la espera de confirmar la especia para convocar a los lugareños a una asamblea, en la que estarán ofreciendo detalles de la entrega del beneficio presidencial. Amanecerá y veremos.