Reportan hurtos y vandalismo en dos instituciones educativas de El Tigre

Jesús Rincón

El Tigre. Durante el asueto de diciembre, el hampa incursionó en la escuela Simón Rodríguez y el liceo Herrera Hurtado en El Tigre, causando destrozos en la infraestructura de ambos planteles educativos, los antisociales cargaron con insumos y dejaron sin comida a más de 600 escolares.

La información fue confirmada por la coordinadora de Educación de la Gobernación en la zona sur de Anzoátegui, Nancy Marcano, quien señaló que “me han reportado hurtos en dos instituciones educativas por el receso de diciembre, en la escuela Simón Rodríguez en varias oportunidades antes del 24 de diciembre y el fin de semana pasado, se robaron unos ventiladores de varios salones, destrozaron algunas rejas con el propósito de llevarse los protectores de los salones, en el área de comedor se llevaron el regulador de la bombona, unos ventiladores, utensilios de cocina. En el liceo Herrera Hurtado aparentemente el objeto no era robar nada porque en realidad no hay nada que robar, son alumnos o exalumnos de la institución educativa molestos por alguna circunstancia, se dedicaron a romper pupitres, dañaron dos pizarras acrílicas, las plantas las rompieron, un vandalismo; ahorita cualquier cosa que rompan es difícil poderla reponer, tiene un costo muy elevado, le baja el ánimo al personal docente, pues ven que hay un sector de la comunidad que no lo agradece”.

Por su parte la profesora  Maritza Albornoz, subdirectora de la Unidad Educativa Simón Rodríguez, denunció que “hubo irregularidades de hurtos los días 22, 23 y 26 de diciembre y este fin de semana, se llevaron ventiladores, arrancaron las rejas, se metieron en el área de comedor, dejaron a 652 niños sin comida ya que se llevaron el regulador del gas directo, los socrates y bombillos, no se llevaron las ollas ni utensilios porque estaban resguardados;  la caída de la mata que rompió el paredón el año pasado, por ese boquete grande se robaron los escritorios, presumimos que por allí incursionar los antisociales, cargaron con los escritorios, ventiladores, destrozaron pupitres, rejas y libros”.

La docente manifestó que el plantel educativo es resguardado por un miliciano, quien pernocta en la escuela de miércoles a domingo,  hasta ahora a pesar de haber realizado las denuncias correspondientes ante la Policía Municipal y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), no han recibido respuestas satisfactorias pues no han terminado las incursiones del hampa.