Crisis del suministro de agua se agudiza en Anaco ante la ineficiencia de la alcaldía

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Un año y un mes llevan los anaquenses padeciendo de una severa crisis en el suministro del agua por parte de la alcaldía. Y por lo visto el padecimiento no terminará aún, al menos no en los primeros 100 días del año.

Todas las mañanas se aprecian largas colas de camiones y camionetas que pertenecen a personas que se han visto obligadas a afectar sus rutinas para dirigirse hasta el tanque de agua, localizado en la calle Guárico, detrás de la sede de la alcaldía de Anaco, al centro del estado Anzoátegui, para abastecerse del elemento vital.

Los ciudadanos, que tienen la dicha de tener un vehículo de este tipo en buen estado, llegan procedentes de los más variados rincones de la geografía anaquense. Todos ellos tienen palabras de reclamo para el personal de la alcaldía de Anaco. De manera muy especial recuerdan a la persona que desde hace un año y un mes rige los destinos de la ciudad.

Del 23 de Enero, Vista Alegre “A” y “B”, Caucagüita, Simón Bolívar, casco central, Francisco de Miranda, Villa Araguaney, José Antonio Anzoátegui, Primero de Mayo, Pueblo Nuevo, Pueblo Ajuro, Los Olivos, Los Algarrobos y El Libertador habían carros desde las 3:00 de la mañana en la cola.

La lluvia de críticas en contra del burgomaestre de la ciudad gasífera, por el pésimo manejo del asunto del abastecimiento de agua en las comunidades, también se escucha en La Esperanza, Viento Fresco, San Simón, Monterrey, Anaquito, Montaña Alta, Los Jardines, El Progreso, El Bicentenario, El Chaparral, El Cinco, El Ocho, Las Vegas, San Rafael, El Paraíso y San Jacinto.

Desde las poblaciones de San Joaquín y Buena Vista se tiene la misma convicción que entre el resto de los habitantes de la ciudad de Anaco: El alcalde no tiene la capacidad de resolver los problemas de la ciudadanía.

Los afectados reclaman la implementación de operativos de abastecimiento con camiones cisternas y la puesta en práctica de un programa de subsidios porque lo que están cobrando los vendedores de agua es “una barbaridad”.

La ciudadanía exige a los concejales de Anaco, recién juramentados para el cargo, que respalden al pueblo en este justo reclamo, y les proponen tomar las medidas que sean necesarias, oportunas y legales a los fines de hacer que el alcalde cumpla con los deberes contraídos con el pueblo, y se aboque a solventar los graves problemas que en materia de servicios públicos está sufriendo la gente.