En redes sociales anaquenses reclaman a las autoridades “mano dura contra los especuladores”

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Desde su cuenta en la popular red social Facebook, Pedro Figuera, una de las personalidades más respetadas en la ciudad de Anaco, ha denunciado a los especuladores señalando como agentes de este delito económico a “chinos, árabes, buhoneros y a algunos funcionarios de seguridad” a la vez que reclama que a los infractores “arranquen a ponerle mano dura a los vendedores informales apostados en la vía pública”, lo que a entender del afamado trabajador social “es más fácil que pelar mandarinas”.

Tras el comentario de Figuera se desató un verdadero vendaval de opiniones, todos en respaldo a las palabras del reconocido dirigente deportivo anaquense, y a su vez aportaban más información y exigencias a las instancias que deberían estar entregadas a la defensa de la población.

Así, desde la red social, Jampier Figuera se especificó que “chinos quedan pocos” y pidió “no pasar por alto a los amigos bachaqueros” de los que asegura están “muy apoyados resguardados y dirigidos por los sujetos de verde olivo hecho en socialismo, sólo en Venezuela”.

Por su lado, Arnaldo Rodríguez intervino en la publicación para corregir que “eso de los vendedores informales ya no se usa” porque estima que “ahora son vendedores uniformados porque los mismos funcionarios son los grandes bandidos” e hizo referencia a que Anaco es “una ciudad sin dolientes” porque “cómo es posible que el lunes un kilo de azúcar costaba 450”pasando “el martes a 650, el jueves a 1.200 y hoy 1.400 y nadie diga ni haga nada”, denunció.

Para Josefa Rodríguez “ahora sí llegó el río al puente, una canilla 500 bolossss” y en un claro cuestionamiento a las autoridades cuya función es velar por los derechos de las personas. Finalizó sus palabras preguntando a la comunidad que está atenta de las redes sociales si “¿será que no hay quién le ponga el cascabel al gato?”.

Como respuesta a Josefa Rodríguez, Pedro Figuera comentó que “en el país no hay autoridad que haga respetar las leyes, por cuanto al grupo de enchufados que gobierna a nivel nacional le conviene la teoría del caos y con un representante de la Sundde pendiente de Makro y Unicasa, dígame usted”.

Conviene que las autoridades civiles, policiales y militares comiencen a reunirse, dejando de lado las banderas ideológicas y políticas, para que desde la unidad institucional comiencen a trabajar para resolver los problemas, que no son pocos ni superficiales, que están enfrentando los venezolanos para poder meter los pies debajo de la mesa las tres veces al día, entre otras necesidades.