Los cinco hábitos que pueden sumarle una década a su vida

CAMBRIDGE. La Universidad de Harvad acaba de publicar uno de los estudios más grandes sobre los hábitos saludables que pueden alargar el tiempo de vida. Los investigadores hicieron cuestionarios médicos y recogieron datos de 123.000 pacientes estadounidenses para encontrar, de una vez por todas, el top de los cinco hábitos más saludables.

“Cuando empezamos el estudio, por supuesto pensé que la gente que seguía estas pautas iba a vivir más años, pero nunca creí que el impacto iba a ser tan significativo”, le dijo a The Guardian Meir Stampfer, co-autora del papel publicado en la revista Circulation.

El estudio comprobó que quienes siguen las pautas saludables de vida son en un 82% menos proclives a ataques de corazón un 65% menos al cáncer.

Y es que de acuerdo con el análisis, comparadas con las personas que no tenían ninguno de estos hábitos, hombres y mujeres que practicaron los cinco vieron sumarse de 12 (hombres) y 14 años (mujeres) desde que cumplieron 50.

Los cinco hábitos clave:

1. No fumar

Fumar es tal vez uno de los peores hábitos que alguien puede tener cuando de salud se trata. No solo es causante de problemas hormonales o disfunción eréctil, sino que aumenta la posibilidad de sufrir arterioesclerosis o ataques al corazón.

Por si fuera poco, un fumador, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, tiene entre 5 y 20 posibilidades más de desarrollar enfermedades como el cáncer laringe, pulmón o vejiga.

2. Índice de masa corporal entre 18,5 y 25

El Índice de masa corporal (IMC) es una división del peso en kilogramos entre la altura en centímetros. Si el resultado de la división se sitúa entre 18,5 y 25, quiere decir que la persona está en un peso saludable. Si es inferior a 18.5, la persona tiene desnutrición mientras que si es superior, la persona sufre de obesidad.

Como ya ha sido ampliamente comprobado, la obesidad está relacionada con enfermedades como la diabetes, los infartos, la hipertensión, la artrosis o enfermedades del hígado o la vejiga.

3. Al menos 30 minutos de ejercicio moderado cada día

El ejercicio no es  una actividad que estimula la liberación de la llamada “hormona de la felicidad”, dopamina, sino que ayuda a mantener un peso saludable, así como un metabolismo en marcha.

Por si fuera poco, al menos 30 minutos de ejercicio al día mejora la presión arterial, la densidad muscular y ósea, y, si se une a una buena alimentación, controla los niveles de azúcar en la sangre.

 

4. Una copa de vino al día para mujeres, dos para hombres

Ojo: una copa no quiere decir la botella entera. El vino contiene unas partículas llamadas polifenoles, entre las cuales se encuentra el resveratrol. Esta sustancia química es rica en antioxidantes, los cuales evitan la formación de coágulos en los vasos sanguíneos y contribuyen a la disminución del colesterol. El resveratrol, de acuerdo con algunas investigaciones, también ayuda a calmar el ánimo.

 

5. Una dieta balanceada

No sólo la dieta es el factor crucial para evitar sufrir de sobrepeso u obesidad, sino que el tipo de alimentos que se consumen definen además cosas tan sencillas como el estado de ánimo, los niveles de energía, de sueño y de apetito sexual.

Los investigadores de Harvard recomendaron una dieta alta en vegetales, leguminosas y frutas y baja en carnes rojas y grasas saturadas.

Fuente: El Espectador.