Bonos gubernamentales y las cajas del CLAP pierden la batalla con la hiperinflación venezolana

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. El pasado año los venezolanos encontraron en los planes sociales implementados por el presidente Nicolás Maduro dos oportunas herramientas para enfrentar de alguna manera exitosa el proceso inflacionario que padece la población: Bonos gubernamentales y los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Con la cancelación de los diferentes bonos, los anaquenses han encontrado una vía de financiamiento familiar de gran importancia para la adquisición de alimentos. Pero cada día el impacto de los pagos es menor porque los precios se alteran de manera constante y acelerada.

Martha Lunar fue “salvada” en más de una ocasión por la cancelación por los bonos. “Era posible adquirir arroz, pasta, harina de maíz, azúcar y otros alimentos”, que tal y como está el mercado, “ninguna cantidad sería suficiente”.

A la vez la educadora, que trabaja por cuenta propia en su particular clase de tareas dirigidas, que dicta en el patio de su hogar, afirma que otra gran ayuda la recibía cuando los Jefes de Calle vendían las bolsas o cajas de alimentos CLAP.

“Las bolsas y las cajas del CLAP eran bastante económicas y bien surtidas”, pero “también las aumentaron y mientras más caras son menos productos traen”, narró Lunar que confirma que “los jefes de calle no entregan los alimentos cada 15 días como ordena el presidente Maduro”, por lo que ella opina que hay “corrupción” en el caso.

Pedro Marín, funcionario, advirtió que “urge” que depositen más bonos pero que para salir airosos de la lucha contra la inflación el monto no debe ser inferior de los 60 mil bolívares soberanos porque “todo está exageradamente caro a raíz de la dolarización enmascarada con que nos venden cualquier artículo o nos cobran los servicios”.

El gobierno debe intervenir para que se activen mecanismos de controles de precios, que sean efectivos, que castiguen la especulación y la corrupción de funcionarios que permiten estos abusos.