Negocios ilícitos afectan a usuarios de telefonía y electricidad

Dolarización de servicios públicos en el país preocupa a venezolanos en medio de la crisis económica que afecta a los venezolanos

El Universal

CARACAS. En las denuncias sobre el deterioro e irregularidades en la prestación de servicios públicos destacan en el país, además de las muy frecuentes interrupciones del suministro de agua potable, los relacionados con las áreas de telefonía y electricidad, según lo evidencian distintos medios, tradicionales y digitalizados, en el territorio nacional. 

Entre las principales quejas más recurrentes de los usuarios, desde que comenzaron a acentuarse las fallas en el servicio de electricidad, se observa la relacionada con la reparación o reposición de los transformadores que permiten recibir y distribuir la energía entre los residentes de un determinado sector. La irregularidad más frecuente en este sentido, detectada desde los momentos cuando comenzó a utilizarse el dólar como principal medio para el pago de servicios de mayor especialización en el país, viene siendo precisamente la exigencia de la divisa para las transacciones entre los vecinos directamente con trabajadores o “contratistas” de la empresa eléctrica. 

De esta manera, a través de los medios de comunicación, principalmente de las redes informativas y sociales, podemos visualizar una situación que en la actualidad está representando uno de los motivos de preocupación más sentidos por la población, como lo señalaban recientemente a través de la prensa, vecinos del sector de La Candelaria, cuyos habitantes del edificio Bera se vieron afectados por la interrupción del servicio ocasionado por la explosión del transformador que le suministraba electricidad precisamente en los días previos al fin de año. 

En esa oportunidad, según denunciaron vecinos de ese inmueble, trabajadores de la empresa eléctrica les exigieron el pago de 20 mil dólares, para reunirlos entre los propietarios de los 20 apartamentos del edificio. La situación aún se mantiene, pese a las protestas.

Situación similar denunciaron, un mes antes, los habitantes de la avenida Las Acacias, de La Florida, a quienes al quedar sin energía eléctrica por la quema de un transformador, les exigieron 6.000 dólares por su reparación. Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, calificó este hecho como una “extorsión” de la gerencia de Corpoelec contra los caraqueños que adujo, en su momento, “el Gobierno nacional no tiene recursos para reparar la pieza”.

También en la provincia, los medios reflejan situaciones irregulares de similar orden, como es el caso de los habitantes del edificio Katherine, en el sector Las Veritas de Maracaibo, quienes, según reportó el diario La Verdad, llevan un mes sin electricidad a causa de un transformador averiado desde el pasado 20 de diciembre por las fluctuaciones del servicio, y según la fuente los vecinos del inmueble, entre ellos Katiuska Morán, denuncian que los “contratistas” de Corpoelec les cobran 15 mil dólares por su reparación. 

 

La telefónica en “línea” con el dólar 

También en torno a la prestadora pública de servicios telefónicos, la Cantv, se denuncian situaciones irregulares donde se estarían realizando negociaciones con base en la divisa estadounidense. Según señalan medios digitales, en las redes han circulado en días recientes ofertas para la instalación ilegal de líneas Cantv con servicio Aba, así como cambios de megas. 

“Preguntar por disponibilidad, 100% legal”, se indica en una oferta de venta a través de Facebook, “cuando en Cantv ni te toman la solicitud”, responde una usuaria. Y se agrega en la nota que, no conforme con eso, las personas que se dedican a ese tipo de gestión ilegal ofrecen la instalación hasta en moneda extranjera: “Esto es solo una pequeña muestra de los negocios que a diario se hacen en las plataformas digitales y que afectan a los venezolanos”, se agrega en la denuncia. 

También a través de medios digitales se denunció recientemente, que en el estado Bolívar se detecta, desde hace años, la presencia de “mafias” que operan con líneas telefónicas ilegales. Se cita como principal denunciante de esta presunta irregularidad, a José Guevara, presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de San Félix, quien señala el robo de líneas telefónicas para ser vendidas a comerciantes de la economía informal en Guayana para la activación de puntos de venta.