Frank Fuentes: Dirigencia política debe estar a la altura de las demandas populares

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Para el dirigente político y social anaquense, Frank Fuentes, “los venezolanos somos democráticos y amantes de la paz” por lo que pidió a los líderes del chavismo y de la oposición “subir hasta la estatura del noble pueblo de Venezuela”.

Fuentes recomendó “altura de miras y sentido de estado”, tanto a Nicolás Maduro como a Juan Guaidó, “quienes tienen en sus manos el destino de la nación”. Preocupado por las voces rimbombantes que se dejan escuchar en los extremos de las fuerzas confrontadas, el también voluntario religioso aconsejó “evitar a toda costa la confrontación armada”, ya que a su juicio, “se ha derramado mucha sangre venezolana por un conflicto político”.

“Las personas con las responsabilidades históricas que tienen Maduro y Guaidó deben consultar la biblia y la constitución del 99 antes de tomar cualquier decisión”, solicitó el popular “flaco”, actor de la política local.

Con respecto a la ayuda humanitaria, el confeso demócrata cristiano la calificó de “urgente” puesto que hay muchas personas pasando hambre y muchas otras corren el riesgo de morir por la falta de medicamentos e insumos médicos.

“Se equivoca Maduro al impedir que los venezolanos tengan acceso a estas donaciones”, señaló el dirigente comunal porque “al final el que sale ganando es el pueblo”.

Aprovechó para cuestionar a la dirigencia política “tarimera y showsera” que pretende “apantallar” en las concentraciones que se realizan en respaldo al presidente de la Asamblea Nacional y les convocó a que “entiendan” que la gente que sale en apoyo de la figura del joven diputado Juan Guaidó “porque creen en él”.

 

Más pueblo

Para el espigado líder “los partidos políticos deben dejar que la ayuda humanitaria sea distribuida por las iglesias y las organizaciones civiles” porque estima que “el tiempo de jugarle limpio al país ha llegado”, por lo que exigió dejar atrás la politiquería, el clientelismo, el partidismo mal entendido y todo tipo de mala praxis política”.

Para finalizar, Frank Fuentes propuso a toda la sociedad “trabajar no para construir un país de rojos, blancos o verdes sino para edificar una sociedad de colores” en clara referencia crítica a la cultura clientelar y sectaria en la que incurren partidos y dirigentes políticos en Anaco.