Volvieron con más fuerza que nunca las peleas callejeras entre jóvenes frente al Hugo Chávez

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

ANACO. Sólo siete días le dedicaron los agentes de la Policía Municipal de Anaco a realizar visitas a las instalaciones del Centro Deportivo Hugo Chávez de la ciudad de Anaco. Fue ese mismo el tiempo que hubo paz tanto dentro de la instalación como en derredor de las mismas, ya que ante la ausencia de uniformados las peleas entre jóvenes volvieron con más violencia que antes.

Desde el pasado jueves y viernes 7 y 8 de febrero, a las gradas del área de fútbol regresaron las grandes concentraciones de jóvenes desde los 12 años de edad en adelante que se presentan en el lugar a tomar licor, fumar cigarrillos y consumir sustancias alucinógenas. Asimismo, a realizar actos en contra de la moral y las buenas costumbres.

No conforme con realizar todas estas acciones impropias de un sitio construido para la práctica deportiva, lo peor ocurre desde las 4:30 pm hasta las 6:00 pm, cuando se presentan unas auténticas batallas entre menores de edad.

El pasado viernes, notando que los policías no se presentarían en el lugar, localizado al centro del estado Anzoátegui, en las tribunas del Hugo Chávez iniciaron inconvenientes que terminaron en batallas campales en la avenida Mérida de Anaco, en frente de la institución, ocasionando molestias entre los vecinos, ya que hasta una lluvia de piedras se presentó.

Además de perturbar la paz ciudadana, ocasionar problemas al tránsito que suele recorrer la muy usada vía y llenar de terror a los comercios aledaños, los infantes y jóvenes interrumpen los entrenamientos de fútbol de aquellos que sí se presentan a hacer deporte.

Los entrenadores de fútbol, los dirigentes deportivos, los padres y representantes de los niños y los atletas anaquenses solicitaron a las autoridades tomar medidas contundentes y aleccionadoras que pongan fin a este drama.

 

Al alcalde y demás autoridades

El llamado es al alcalde Luis Guevara Marrón, a la presidente de la Cámara Municipal de Anaco, concejal Alcira Alvarado, a los responsables de la Policía Municipal, de la Policía Nacional, a la Policía del estado Anzoátegui, a la Guardia Nacional, al presidente del Instituto Autónomo Municipal del Deporte y la Recreación de Anaco (Iamdra), al gobernador Antonio Barreto Sira, y al Consejo de Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes, tanto municipal como estadal.

Lo que recomienda la prudencia y el sano juicio, en estos casos, es actuar con prontitud para evitar situaciones que lamentar, dejando de lado los intereses políticos partidistas y pensando en proteger las vidas, la integridad física y los bienes materiales de las personas, que están en riesgo.