Ronney Conopoima pretende a una mujer madura

EL TIGRE. El promotor de música venezolana, Hernán Salazar, es un descubridor de nuevas voces. En ese incansable trabajo, sin que le importe  tiempo bueno o malo, no se detiene. De allí, que los amigos lo llaman “el correcaminos de Venezuela”.

En ese hurgar en cada rincón del país para hallar talentos en proyección, dio con el anzoatiguense Ronney Conopoima, quien está de promoción con la canción “Yo quiero una vieja”. Una pieza que por su tendencia picaresca, rápido cala en el gusto popular de quien la escucha. No hay dudas, que el tiempo la inscribirá en una de los éxitos de su carrera musical de Conopoima.