Aumenta el consumo de harina de maíz artesanal en Anaco

ANACO. La arepa es el alimento por excelencia de los venezolanos y como los costos que presentan las harinas de maíz de marcas reconocidas suben, de manera constante, las fabricaciones artesanales de este producto vienen ganando popularidad en las preferencias de los compradores anaquenses.

Hasta hace poco tiempo Petra Duarte compraba pacas de harina porque en la dieta familiar es “insustituible”. “La arepa es innegociable en el desayuno y el almuerzo” dijo la mujer de 25 años de edad.

Para hacerse con harina de las famosas en el mercado venezolano Duarte permanecía horas y horas en colas frente a los establecimientos comerciales donde la adquiría “a precio justo”. En ocasiones la madre de dos niños de 6 y 4 años de edad, se vio obligada a recurrir a “los bachaqueros” a quienes pagaba precios exorbitantes.

Con los precios justos actuales que presenta el popular alimento, que oscila entre los 4.500 y 5.000 Bolívares Soberanos, Duarte se decanta por abastecerse de harinas artesanales que cotizan a mil soberanos menos. “No es mucha la diferencia de precio pero tal y como está la pobreza hay que estirar el dinero lo más que se pueda” alegó.

Para la mujer los comerciantes “están abusando” al comercializar las harinas de maíz artesanales a tan solo mil bolívares menos que las harinas afamadas en el país. “Observaron que los anaquenses están comprando más las artesanales y de inmediato les subieron el precio aprovechando que las mismas no están reguladas en la lista de precios justos”.

 

Diferencias

Estima Duarte que los productores artesanales no gastan lo mismo que las grandes fábricas de harina de maíz en el país y que tampoco es comparable lo que hay que pagar por transporte, sueldos e impuestos. La madre de familia pidió al alcalde de Anaco, Luis Guevara Marrón, al gobernador del estado Anzoátegui, Antonio Barreto Sira, y al Presidente Nicolás Maduro, tomar medidas para proteger a los consumidores.

“La harina de maíz es un producto fundamental para los venezolanos, los gobernantes y el liderazgo político deberían de propiciar medidas para garantizar la soberanía alimentaria y para proteger el sueldo” propuso la entrevistada.

 

Foto: Ronald Rodríguez Barrios