Anaquenses hacen colas para sacar dinero en efectivo ante los cortes eléctricos

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO. Para terminar de completar el estado de estrés al que la crisis económica ha sometido a los venezolanos, ahora los anaquenses deben sortear las peripecias a las que les obligan los constantes apagones eléctricos, que además de mermar la calidad de vida de la población también tiene incidencias en el alto costo de los alimentos.

Como es fácil de deducir, los cortes de energía eléctrica impiden la utilización de medios de pago como el de las tarjetas de débito, crédito y las transferencias, dejando a las personas con menos opciones de adquirir alimentos, medicinas, bienes y servicios.

Si a la dramática realidad antes descrita la aderezas, como es el caso, con la escacés de dinero en efectivo y el aberrante fenómeno de la duplicidad de precios tendrás como resultado, no podría ser de otra manera, una larga fila de personas desesperadas frente a las entidades bancarias.

Luisa Jota, estudiantes universitaria, se encontraba desde las 4 de la mañana en frente a la sede de una de las entidades bancarias que se encuentran en la avenida Zulia de la ciudad de Anaco, en el centro del estado Anzoátegui. A su pesar, debe “perder hasta 8 horas al día” para procurarse con papel moneda “porque pagar en efectivo es más económico”.

“Además”, agrega la joven de 22 años de edad, “hay servicios como el de transporte público en el que sólo puedes cancelar con billetes” se quejó.

La presencia de la muchacha a tan tempranas horas de la mañana está motivada porque las fallas en el suministro de electricidad “dejan a muchas personas sin dinero contante y sonante”. “Hay que sacar dinero antes de que corten la energía” refirió la muchacha que hace menos de una semana sufrió semejante percance.

Más afectados

Como la académica, centenares de personas asisten a las instituciones bancarias porque, así es bien conocido, en los comercios anaquenses, formales e informales, sancionan al comprador cuando este no dispone de billetes y le hacen pagar muy por encima del “precio justo” cuando hay que apelar a las transacciones por medios electrónicos, que también se han visto afectadas por los cortes de “luz” y los problemas que presenta el servicio de internet.

Foto: Cortesía.