Una mujer parecida a un arpa

El TIGRE. Según cuentan algunos de sus allegados, que este sábado 13 de abril, Teresita Piñero cumplirá 78 años de vida. Vida de la que ha dedicado la mayor parte al enriquecimiento de la música llanera en la ciudad de El Tigre, donde nació en 1941, ocho años después del inicio de la perforación del pozo de petróleo Oficina N. 1.

Cantante desde muchacha. Ella misma dice que fue la mujer que cantó la primera canción llanera en El Tigre, en aquellos tiempos en que se reunían para cantar y tocar artistas jóvenes de entonces, José “catire” Carpio, Germán Rangel, Enrique Hidalgo, Gustavo José Hidalgo, Marcelino Oliveira, José Ávila Tineo, Lina Cova, Julio Almeida, Chuíto Almeida, y otros.

Teresita no se fue de El Tigre. ¿No? Sí. Se fue algunos años al estado Zulia. Pero regresó igualita a la Mesa de Guanipa. A El Tigre, a la calle Ribas, frente a la antigua pila de agua, y sin apartarse nunca de la música llanera. Cantando, produciendo, promoviendo, formando a nuevos talentos, en eso es incansable. Y aunque está jubilada como secretaria, es una maestra ductora de generaciones de cantantes en la ciudad  de El Tigre. Su proyecto, La Nueva Imagen Folklórica, fue la plataforma para que jóvenes como Rocío Hernández, Luis Albert Condales, César Piñero y Richard Miranda se lanzaran a conquistar al mundo con la voz.

Ella ha participado en varios proyectos discográficos desde un álbum antológico con motivo de los 50 años de la fundación de El Tigre, en 1983; producción coordinada por el poeta Enrique Hidalgo. Después vino su inclusión en otro disco colectivo “El Cd de oro de El Tigre para Venezuela” que en 1997 coordinó el fallecido profesor Roberto Salazar con artistas de la zona, auspiciados por la alcaldía del municipio Simón Rodríguez. Allí Teresita grabó su mayor éxito, “El trapiche de Nicolás” de la autoría de Emil Sucre.

Más reciente, hace unos cuatro años grabó su álbum musical “Llanera soy”. Una hermosa producción, poco difundida, pero que es un tesoro cultural para el municipio Simón Rodríguez del estado Anzoátegui. Entre las canciones que incluye con su característico estilo están: “Amor sincero” de Richard Piñero; “Tigre querido” de José Manuel Piñero; “Fue culpa de los dos” de Enrique Hidalgo. “Llanera soy” de Emil Sucre; “Ya no me importas” de William García, entre otras, además de las piezas ya grabadas antes como “El trapiche de Nicolás” de Emil Sucre y “Mi rinconcito oriental” de César Piñero. Es una producción general de José Manuel Rojas Piñero en la que participaron los músicos; Alexis Almea, José Luis Sulbarán “el puma”, Jhonny “lapito” Zamora; Richard Piñero, Elías Ochoa, José Manuel Rojas, Luis Castillo, Ovidio Piñero, Willie Colón, en la también actúan  William García, Ovidio Piñero y Richard Piñero en los coros. Es un trabajo realizado en el estudio de grabación Laurel Studios que dirige el maestro Héctor Piña en la localidad.