Dos jóvenes resultaron heridos en riñas

Las lesiones fueron causadas con armas blancas en medio de las peleas callejeras que se suceden de tarde en el centro deportivo Hugo Chávez de Anaco    

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO. Dos menores de edad resultaron con heridas con arma blanca el pasado viernes 12 de abril, durante el reinicio de las peleas callejeras que se vienen presentando en las tardes frente a las instalaciones del Centro Deportivo Hugo Chávez de la ciudad de Anaco.

Pese a las constantes denuncias que este medio ha hecho, con la idea de motivar la acción preventiva de los diferentes cuerpos policiales destacados en la ciudad de Anaco, las riñas públicas siguen ocurriendo de manera periódica y a la vista de todos.

Los organismos de seguridad ciudadana no han encontrado la manera de detener las batallas campales que protagonizan jóvenes en una de las avenidas más transitadas de la localidad gasífera, a saber, la avenida Mérida, y en una de las zonas comerciales y residenciales más frecuentadas y visitadas como lo es el sector Pueblo Nuevo.

Durante la tangana que se presentó el pasado viernes, se supo que un joven cortó a otros dos con un objeto cortante. Se desconoce la identidad de todos los involucrados. Informantes, de quienes omitiremos los nombres para protegerles de represalias, afirman que los heridos prometieron “venganza”.

Una vecina del lugar en el que ocurren los violentos enfrentamientos entre chamos anaquenses pidió a los agentes de la Policía Municipal incrementar su presencia por el lugar porque durante los choques entre chamos se lanzan piedras a carros y residencias.

“Hay que hacer algo antes de que ocurra una tragedia mayor” dijo la mujer que ya se temía que “la violencia se saldará con hechos sangrientos”.

La ocasión es oportuna para pedir la intervención de los organismos de seguridad ciudadana, del consejo comunal, de la comuna Simón Orence y del Consejo de Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, para impedir la juventud anaquense prosiga en esta práctica de odio y violencia.

El alcalde Guevara Marrón y el gobernador Barreto Sira también tienen que involucrarse así como los concejales de Anaco y el llamado protector del pueblo. Basta que tanto policías como autoridades recuerden las responsabilidades que tienen con la ciudadanía un momento y abandonen, en ese instante, la lucha política. Serán aplaudidos por el pueblo.

Foto: R. R. Rodríguez Barrios.