Cajas del CLAP llegaron incompletas a algunas comunidades de Anaco

 

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO. Tras varios meses sin tener noticias de entregas de las cajas de alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), los anaquenses volvieron a recibir el beneficio gubernamental desde hace aproximadamente dos semanas,  eso sí, gracias a una serie de manifestaciones callejeras en las que los vecinos reclamaban por “comida”.

Luego de las protestas populares de varios sectores de Anaco, reaparecieron “como por arte de magia” las cajas contentivas de alimentos que deberían ser entregadas, según ordena el Presidente Nicolás Maduro, con una continuidad de cada quince días máximo.

La entrega del paquete alimentario sorprendió a los anaquenses porque, hasta hace poco, “no había comida en el centro de acopio de Anaco, según la versión que hicieron circular los encargados de comercializar los productos entre los vecinos, denominados por el PSUV como jefes de calle.

Los protestantes encontraron mayores elementos inesperados: El precio de las cajas también aumentaron así que los habitantes de la ciudad gasífera deben cancelar 2 mil soberanos por lo que los caraqueños pagan 100 BsS.

Adicional a esto, varias fueron las personas que aseguran que a las cajas les hace falta uno o dos productos.

Oneida Vallés asegura que le falta un kilo de arvejas. Ana Perdomo no encontró el kilo de azúcar. La familia de Rosa Contreras no disfrutará de la leche. En casa de Nuvia Pérez no probarán los atunes.

En otras cajas también “desparecieron” kilos de arroz y de pasta.

“Es un abuso y una práctica corrupta que por supuesto no será investigada” dijeron las personas a las que les quitaron algún producto. Éstos recomendaron que las cajas vengan selladas para evitar el “robo”.

Foto: Cortesía.