Las calles de Anaco están en total tranquilidad

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO.  La vida en Anaco siguió tal y como en todos estos meses de crisis: La gente peleando con los comerciantes por el alto costo de los alimentos y exigiendo a las autoridades gubernamentales, tanto de la alcaldía como de la gobernación del estado Anzoátegui y al Presidente Maduro para que proteja a la ciudadanía de los abusos económicos.

Y mientras las redes sociales daban cuenta de que en Caracas, y en varias partes del país, ocurrían situaciones extraordinarias, los anaquenses seguían en lo suyo: Tratando de producir el pan del día. En las calles de la ciudad gasífera reflejaba esa “nueva normalidad” que caracteriza los “días nuevos y la calma del mar de la felicidad”.

Tampoco en Anaco se logró contactar con algún dirigente político, ni de quienes son leales al Presidente Nicolás Maduro ni menos entre los seguidores del Presidente de la Asamblea Nacional, diputado Juan Guaidó.

Algunas personas, de manera aislada, estuvieron por las inmediaciones de la avenida Francisco de Miranda, ataviadas con el tricolor patrio y gritando algunas consignas, pero la situación culminó en paz sin que ni siquiera hiciera falta la presencia de militares en el lugar.

Se pudo ver alguno que otro funcionario policial y castrense patrullando por los sitios públicos de Anaco, tal vez reportando a los altos mandos de la condición de normalidad que se percibió en la ciudad.

 

Foto: R.R. Rodríguez B.