Billetes de 10, 20 y 50 ya no tienen vigencia en el comercio anaquense

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO.  Los compradores anaquenses se están quedando sin opciones ante los comerciantes de la ciudad ubicada al centro del estado Anzoátegui. A la falta de papel moneda circulante hay que sumarle la negativa de aceptar los billetes de 2, 5 y 10 bolívares Soberanos (BsS) ahora tampoco se podrá utilizar el de 20 y 50.

Xiomara Núñez salió de la sede de una entidad bancaría, ubicada en la avenida Zulia del municipio gasífero, molesta porque la cajera le entregó billetes de 10 y de 20, que no podrá utilizar ya que “los comercios anaquenses, formales e informales, no quiere recibir estos papeles”.

“Es incomprensible que en los Bancos estén entregándole a los clientes un billete que es despreciado en todos los negocios” dijo la mujer. La habitante del sector Villa Anzoátegui pidió al alcalde de Anaco y a las fuerzas de protección del pueblo “hacer algo porque la gente ha quedado a la merced de los especuladores”.

De “complot” calificó la estudiante universitaria el drama que viven los anaquenses a la hora de comprar o cancelar por algún servicio. “Si cancelas por medio de Puntos de Venta o por Pago Telefónico el valor te sube hasta en 100 % y si quieres paga en efectivo, para ahorrarte un poco, te quitan esa posibilidad porque no tienes billetes de 100, 200 y 500 que son los que están aceptando”.

 

Sin derechos

Jorge Bolívar, desde la comunidad de Monterrey, alzo la voz para exigir a las autoridades con competencia en la protección de los derechos económicos de los venezolanos “justificar el cargo y el sueldo” porque “ante sus indiferentes miradas están masacrando, económicamente hablando, al pueblo que no tiene quién le defienda”.

“No es posible que el alcalde Guevara Marrón, los concejales, la fuerzas policiales y militares no hagan nada para enfrentar a las mafias y defender al pueblo de la usura y la especulación” apuntó Bolívar.

Para el obrero de la construcción es “falso que tenemos más derechos” ya que si bien es cierto que la constitución y las leyes de la república “ordenan proteger al pueblo” la falta de acciones convierten a los textos “en letra muerta”.

Foto: R.R. Rodríguez Barrios