José “Cheo” Salazar:
El tiempo de Maduro se agotó

No hace falta un gobierno perfecto; se necesita uno que sea práctico.

Aristóteles (384 AC-322 AC)

Filósofo griego.

El tiempo del régimen de Maduro se agotó. Tuvo la oportunidad en 6 años de enmendar, rectificar, retocar, enderezar y cambiar el rumbo. No hubo voluntad política. Nada cambio. Avanzó a paso de vencedores rumbo al abismo y con él arrastró al país. En materia económica trepidamos en el fondo. Vivimos una hecatombe. La catástrofe es de pronósticos reservados. Hiperinflación, especulación y escasez de bienes y servicios llevan al venezolano por la calle de amargura y, la única manera, de detener este tsunami es cambiando la conducción del estado. Una condición sine qua non.

Es importante que el Presidente asuma con valentía que fracasó. El pueblo venezolano merece una oportunidad por la vía pacífica, electoral, democrática y constitucional. Los tiempos dan perfectamente. Unas elecciones libres, transparentes, competitivas, con un árbitro independiente, creíble y honorable, pueden ser convocadas para diciembre. Eso rescataría la esperanza del pueblo, daría oxígeno a la gobernabilidad y crearía expectativas positivas acerca del futuro de la patria. La paz es el camino.

Los procesos históricos no los podrán detener con soberbia, prepotencia, tozudez y mucho menos con botas y balas. El pueblo quiere y aspira que, en esta hora menguada y desgraciada que vive, los gobernantes actúen con espíritu de grandeza. Nadie pide ni exige la renuncia del Presidente. El grito ensordecedor es que se cumplan los lapsos constitucionales, se respeten las leyes y se dé, la oportunidad para que todos los partidos políticos y líderes, puedan competir en igualdad de condiciones. El pueblo, el dueño de la soberanía popular, dirá la última palabra. Es el camino de la paz.

El tiempo, repito, se le agotó a Maduro, pero si hay una pizca de responsabilidad, conciencia, patriotismo y sobre todo voluntad política, para salvar a Venezuela de un baño de sangre ¡Por favor! Abran los ojos. Un pueblo con hambre, enfermo, abandonado y sin esperanza puede reaccionar con violencia y las consecuencias serían impredecibles. Hay que aceptar la realidad, asumir con valentía los errores cometidos y admitir el fracaso. No hay nuevos comienzos. El nuevo comienzo, desde los escombros que dejará el chavismo, lo busca y merece el pueblo. No lo dejen esperando.

Hay que iniciar la reconstrucción y recuperación del país. A Maduro se le agotó el tiempo y tiene que dar paso. Nuevos hombres, nuevo liderazgo, nuevos ideales, nuevo modelo económico y sobre todo mucho compromiso para iniciar el ascenso desde el fondo del abismo. Ni izquierda ni derecha. Un gobierno de concertación nacional, decente, eficiente, del pueblo, con el pueblo y para el pueblo. Un gobierno práctico y funcional. Es el clamor popular.

@cheotigre