José “Cheo” Salazar:
La negación de la realidad es bidireccional

“Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución” Proverbio chino

El régimen se empeña en negar la realidad. Hay un éxodo de venezolanos buscando mejores condiciones de vida, huyendo de la pavorosa crisis humanitaria y la cúpula roja, que disfruta las mieles del poder, gozan de todos los privilegios y no tienen ningún tipo de restricción, sencillamente la niega. Es un matriz de opinión fabricada por los grandes medios internacionales enemigos de la revolución, es su alegre respuesta. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Miles de compatriotas mueren de mengua por la profunda crisis de todos los servicios de salud, la falta de medicamentos y tratamientos y, también, lo niegan. Millones de coterráneos bajan de peso, talla y muchos fallecen diariamente por inanición ante la escasez y costoso de los pocos alimentos que se logran conseguir, pero insisten en que es una mentira de los enemigos del régimen. Es un indicativo de que “el que llena la barriga y goza de buena salud, se olvida del que no come y no tiene idea del sufrimiento de los enfermos” Unos van llorando (Las grandes mayorías) y ellos (la cúpula) va riendo y gozando en medio del caos.

La situación se torna cada día inaguantable. El pueblo pierde su brillo, alegría y se desilusiona. No es responsabilidad única del régimen. Ellos la promueven, impulsan y buscan su instalación definitiva en el alma popular. Es un objetivo para lograr doblegar al pueblo y vivir sobre su frustración. Lo que no parece lógico, razonable y es condenable es que los sectores de oposición, ante esa salvaje, brutal y troglodita arremetida de la cúpula gobernante, no busque y logre la unidad como condición indispensable para eyectarlos del poder. Ese escenario lleva a mucha gente de la desilusión a la resignación. Es un estado anímico que liquida el espíritu de lucha. Muy peligroso.

No es solamente el régimen quien niega la realidad. En los sectores de oposición, pareciera, que tampoco se tiene conciencia de la terrible realidad que sufre el venezolano. Mientras persista esta terrorífica crisis, no valen egos, vanidades ni ambiciones. Todas han muerto, mueren y morirán individual y grupalmente en la hoguera de la crisis que induce el régimen. No es fácil lograr la unidad, pero sin ella, es imposible salir del régimen. La negación de la realidad es bidireccional.

Hay que abrir los ojos.

Nunca olvidéis: Al despertar de la negación de la realidad, en medio de este gran caos, llegará la solución, pero no siempre resulta o resultará de manera pacífica. A buenos entendedores….

@Cheotigre