PEDRO E. PIÑATE B.:
¿Comiendo?

De las primeras necesidades biológicas que tenemos los seres humanos como también los animales, es la comida de la dieta diaria. En el caso de los humanos, tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena, sin olvidar la merienda. En Venezuela con 30 millones de venezolanos que alimentarse todos los días, es ineludible la responsabilidad de quién sea gobierno, en asegurar mediante políticas, planes y programas concretos, la plena oferta de alimentos a la población. En ello la producción nacional debe siempre jugar papel preponderante. Así lo exige la muy preocupante situación alimentaria del país. (04/06/2013).

La leche es un alimento natural fundamental en la dieta humana. En términos nutricionales es un alimento equilibrado, de alto valor biológico por la calidad de sus proteínas, resultando clave de la seguridad alimentaria de todo grupo familiar e individualmente. Por su parte, la carne es también alimento del mayor valor en la dieta humana. Posee proteínas y aminoácidos, minerales, grasas y ácidos grasos, vitaminas y otros componentes, así como pequeñas cantidades de carbohidratos. Sus proteínas son también de alta calidad, y proveen los aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales. Venezuela es un país con amplias tierras que explotar y una tradición pecuaria que data desde la introducción de los primeros ganados en el llano por don Cristóbal Rodríguez en 1570. Producir leche y carne en Venezuela sigue siendo un objetivo nacional, para lo cual son indispensables cada ganadero y finca que produciendo aún quedan. (18/05/2013).

Cada semana los ciudadanos recorremos infructuosamente los detales de alimentos, buscando el aceite, la mantequilla, la harina de maíz, el café, el queso blanco, la leche, la sardina, la carne, etc., además de las servilletas, el papel toilet y la pasta de dientes, que son de higiene. Como el Presidente, sus ministros y demás altos funcionarios, nunca hacen mercado, ni modo que se den por enterados. En sus residencias, sus alacenas y neveras están bien surtidas y no les falta nada. Por eso mienten y perjuran que aquí no hay escasez ni desabastecimiento, que todo es invento, pero no. Los venezolanos que no comemos con cuentos, exigimos que cesen los controles, la estatización y la corrupción, para que se resuelva la escasez de la comida. (09/05/2013).

ppinate@gmail.com