José “Cheo” Salazar:
El sombrío panorama luego del 10E-2019

Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad.

Ayn Rand (1905 - 1982

Filósofa y escritora rusa de origen judío.

Tengo la impresión de que, luego el 10E-2019, el régimen no sólo usurpará el poder, sino que, una vez decretada abiertamente la dictadura, la represión y violación de los DDHH se acrecentará, dejará de ser selectiva y será ampliada a todos los sectores disidentes de la sociedad. Hay que prepararse para vivir, sufrir y resistir las embestidas de un terrorismo de estado que enjuiciará, encarcelará, torturará, desaparecerá y utilizará todas las herramientas mediáticas para imponer su crueldad, verdad y no dejar margen para la protesta. No somos alarmistas, somos realistas. Lo de las elecciones estudiantiles de la Universidad de Carabobo es un anticipo. Todo apunta en esa dirección.

El usurpador de la presidencia, que perderá de forma definitiva la legitimidad de origen el 10E-2019, desde ya anuncia, que no le importa que lo llamen dictador. Y la historia demuestra que los dictadores, para conservar el poder, ven enemigos por todas partes, no confían en nadie y sufrin paranoia que los convierten en déspotas peligrosos, perversos y criminales seriales. No hay espacio para la disidencia. Están con él incondicionalmente o están en contra y son enemigos a los cuales hay que desaparecer. Es la dinámica histórica. No descubro el agua tibia.

Luego del 10E-2019, no habrá transición, el régimen no abrirá diálogos que permitan acuerdos que conduzcan a la celebración de elecciones libres, transparentes, competitivas y con observación internacional calificada. Olvídense. La cúpula roja está consciente de que si permite la apertura de cualquier rendija auténticamente democrática serán eyectados del poder y muchos de ellos tendrán que rendir cuentas ante la justicia. Eso los aterroriza. Y, también, seria liquidado el proyecto de destrucción nacional que vienen adelantando con excelentes resultados. En ese objetivo no tienen vuelta atrás.

Hay que ser realistas. En la FANB luce cada día más lejana la posibilidad del surgimiento de un movimiento que obligue al régimen a una apertura democrática. El liderazgo opositor sufre de una miopía insólita. Los egos, vanidades y ambiciones personales y grupales, los llevan directo a la hoguera. Lo más trágico es que no sólo ellos terminarán en el basurero de la historia, sino que, en ese suicidio político, prolongan el sufrimiento del pueblo que alguna vez confió y en su conducción. Es una tragedia colectiva.

No están errados los que afirman que el problema de Venezuela debe y tiene que ser resuelto por los venezolanos. Eso le da ventaja y oxígeno a la dictadura. La cúpula roja está clara clarita de que una invasión extranjera es una quimera en pleno siglo 21. No soy profeta del desastre, mis reflexiones pueden ser consideradas como el esbozo de un panorama sombrío, pero surge de la experiencia vivida, el conocimiento de la realidad y el escepticismo que vive y no oculta el pueblo al cual pongo el oído. No esquivemos la realidad.

Dios quiera esté equivocado, pero evadiendo la realidad, nunca podremos evadir las nefastas consecuencias de la realidad ¿O sí?

 @Cheotigre