Luis Ramón Rodríguez Mata:
El guachimán Cumana

El guachimán Cumana, otrora pitcher estelar del legendario equipo Deportivo Orinoco, fue quien sometió en nueve candentes innings a la recia toletería del trabuco equipo Cervecería Polar en el beisbol doble A que se jugaba en los campos abiertos de la tradicional pelota sabanera. Eso fue en la década sesentera.

Hoy al guachimán le ha sido reconocido el mérito de ser el único pitcher en lanzar en nueve innings un no hit no run por el “instituto del deporte popular”, al cederle por concesión, la cerrada panadería Lisboa, otro ícono panadero de nuestra región y orgullo del sector Casco Viejo.

Apenas recibida la notificación, el popular guachimán se ha dado íntegro en la remodelación del viejo local para ponerlo a tono con nuestra ciudad moderna actual.

¡Pero como siempre hay un bendito pero! El ex lanzador confronta una muy seria situación para encontrar a los hacedores de ricos manjares y el pan tradicional, pero el pelón Manzol, ex integrante del equipo en segunda edición, le ha hecho un line up sobre posibles candidatos para también entrenarlos como despachadores de mostrador y entre ellos, al primer bate como maestro panadero se propuso el mismo pelón Manzol, seguido del “culí” Martínez y Gilberto “aguilita” Fajardo, ya que éste, hoy ingeniero químico, sería el encargado de preparar las esencias para darle sabor a los patillajes y las melcochas de las tortas, tanto de dulces como los tradicionales golfeados, que irían espolvoreados con queso rayados a través a través de un ventilador y rociados  con melaza de papelón y adornados los cachitos de jamón para que las chamas los degusten con aromas en salsas de amor. Toda una innovación panadera en nuestra región.

Como cajero principal, sin mácula de corrupción  será contratado y sentado como mono en un sillón al que por nombre de pila y cuarto bate de ayer lo bautizaron como Ortega “Cachapo” Ramón, y otro fuerte candidato para exprimir la máquina de hacer café con el tradicional guayoyito será siempre el emergente Agustico “huevo frito”  Bermúdez, quien todavía sigue siendo el dueño de los guantes, las chingalas, las caretas, los bates y las pelotas.

Por último, el guachimán, contratará para la administración del nuevo negocio a la continúe a pesar del tiempo de María Castaña, la siempre bella reina deportiva Arelys Machuca, por el hecho también que después de tantos años de aquel no hit no run, aún conserva en su carriel (bolso) la famosa pelota inmortal, firmada con escasa ortografía por el guachimán Cumana, hoy dueño de la panadería “Naiboa”.

Y en otra instancia de la jodedera, también se supo que el portavoz popular, porque no tiene ninguna del gobernador, Pedro “garrote” Caballero, trajo esta información: Que la plaza Lisboa será remozada y reinaugurada con el nombre del guachimán Cumana y tendrá un busto de él con una Gaceta Hípica en sus manos hojeándola, descartando los favoritos y anotándose para cobrar con los batacazos una milonga de real.